El Heraldo de México Gonzalo Rojon

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) presentaron la edición 2019 de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH).

La ENDUTIH es una de las fuentes de información pública con la que contamos en el sector TIC y con ella es posible evaluar el avance hacia la ansiada conectividad universal. Sin embargo, en este espacio habíamos advertido de su desaparición debido a la reducción presupuestal al Inegi por parte del gobierno federal.

Pese al esfuerzo por parte del Inegi para no eliminar la encuesta, el tamaño de su muestra se redujo significativamente. Mientras en las ediciones entre 2015 y 2018 fluctuó entre 90 mil y 151 mil viviendas, la ENDUTIH 2019 contó sólo con 24 mil.

Esto permite extrapolar resultados en el domino nacional, rural nacional y urbano nacional. Sin embargo, es de considerar que las muestras de 2016, 2017 y 2018, resultaban representativas para las 32 entidades federativas y 49 ciudades, información valiosa para la generación de políticas públicas a nivel local orientados al estrechamiento brecha digital regional. Esta limitación en la información no es congruente con la necesidad de una política pública de conectividad universal.

Aun con esta reducción muestral, la encuesta arroja resultados reveladores. Entre 2015 y 2019 el número de hogares en México creció 9.2%, mientras que la conexión a internet en hogares creció de manera más acelerada, registrando 57.2% en el mismo periodo. Contabilizó 80.6 millones de usuarios de internet una penetración de 70.1% entre la población.

La proporción de hogares con computadora se ha mantenido estática, pasó de 44.9% en 2015 a 44.3% en 2019, mientras que el servicio de telefonía pasó de estar en 89.3% de los hogares a 92.5 por ciento.

Se observó que sólo 19 de cada 100 hogares en los estratos bajos cuentan con conexión a internet, lo cual contrasta con los 90 de cada 100 hogares en el estrato alto con el servicio. Esta disparidad también se refleja en la proporción de hogares con una computadora ya que, mientras 16.4% en el nivel bajo cuentan con el equipo, el indicador es 79.7% en el nivel alto.

Las autoridades del Inegi emitirán los resultados del Módulo sobre Ciberacoso (Mociba) 2019, el cual se aplica a los informantes de la ENDUTIH y es trascendental para revisar la situación de acoso y seguridad para las usuarias de internet, un tema crucial dada la sistemática violencia contra las mujeres en el país.

Enhorabuena al Inegi, que pese a la reducción presupuestal, se las ingenió para darle continuidad a un ejercicio que debería de ser prioridad para el gobierno federal dados sus intereses de conectar a toda la población.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here