Enrique Ramírez: las redes privadas de Nokia solucionan las necesidades de conectividad de las industrias

0
631

Entrevistamos a Enrique Ramírez, CTO de Nokia para Latinoamérica, quien reveló los beneficios de las tecnologías LTE y 5G para las redes privadas. Nuevos sectores además del de telecomunicaciones están buscando conectarse e iniciar su proceso de transformación digital, lo cual ha sido potenciado por la pandemia. Los casos de uso en América Latina y a nivel internacional demuestran que cada vez más sectores como minería, energía, manufactura o salud pueden mejorar sus procesos y ofrecer servicios de calidad a sus clientes. 

¿Cuál es el contexto actual del proceso de transformación digital de las empresas? ¿Qué tan conscientes están de llevar a cabo la digitalización?

En cuanto a operadores de telecomunicaciones, a raíz de la pandemia hubo cambios en el tráfico de las redes, en algunos casos disminuyó en las áreas empresariales e industriales pero se elevó en las zonas residenciales. Obviamente, hubo necesidad de invertir en áreas que no estaban planeadas y posponer otras áreas. En parte, eso contribuye al atraso de 5G en América Latina.

En cuanto a clientes industriales o privados, existe un interés creciente por la conectividad. Hay empresas que están contratando redes para conectar a los empleados que no pueden acudir a su lugar de trabajo, así como segmentos que antes no pensaban en digitalización como la hospitalidad, restaurantes o la industria de la salud, que ahora se han visto forzados a pensar en ese tipo de soluciones, no sólo para digitalización o automatización, sino para conectarse con el mundo.

Finalmente, el sector gubernamental está invirtiendo en conectividad para los desconectados, como es el caso de educación a distancia y programas a nivel regional.

Al considerar diferentes sectores e industrias, ¿qué tan desarrollado se encuentra el ecosistema para que las empresas encuentren las soluciones que necesitan?

El ecosistema comienza con la conectividad y tenemos soluciones enfocadas por necesidad del cliente, desde unos pocos usuarios dentro de las instalaciones, como puede ser una mina o una fábrica, con soluciones que llamamos “in-a-box”: se pueden entregar en una mochila y se enciende en 15 minutos. También soluciones para grandes clientes como una red desplegada en un centro de datos formal o una red nacional.

Nokia tiene cerca de 180 redes privadas a nivel mundial con gran crecimiento y clientes en minas, puertos, aeropuertos, fábricas, hospitales o estadios, con conectividad basada en redes LTE estandarizadas, completamente compatibles y con las mismas capacidades que las redes de los operadores móviles. 

Para personalizar las redes industriales tenemos algunas soluciones como drones, teléfonos que se usan con guantes o sensores en cascos. También tenemos un ecosistema de colaboradores para dar soluciones específicas como un fabricante de tractores industriales autónomos conectados a LTE o con BMW en automóviles conectados.

¿Cómo es la colaboración con los operadores de telecomunicaciones para la oferta de redes industriales? ¿Se utilizan sus propias redes o qué soluciones específicas existen?

Hay un gran interés de los operadores por encontrar diferentes fuentes de ingresos y negocios y las redes privadas e industriales es una de las mejores opciones. Tenemos un programa en el cual vamos de la mano con un operador para atender a clientes empresariales mutuos para ofrecer redes privadas, mostrar las ventajas y beneficios de la tecnología en comparación con las redes legadas (como Tetra), ofrecer pruebas piloto y el abanico de soluciones que tenemos. En Perú conectamos la mina Las Bambas en colaboración con Telefónica.

También tenemos Network Slicing, una red en segmentos diferentes. El operador puede crear una partición para un cliente en específico, ya sea en 4G o 5G.

¿Cuáles son los incentivos dentro de las empresas para implementar los procesos de digitalización?

Te puedo mencionar tres ejemplos. Uno en Italia en colaboración con Kone: las grúas de una empresa se encontraban conectadas a Wi-Fi, con los riesgos de desconexión que implicaba subir al operador a 30 metros de altura. Este caso surgió de la necesidad de conectividad, mostramos los beneficios de LTE y el tipo de dispositivos industriales que existen. Fue la solución perfecta.

Un segundo caso, Electro en Brasil, que como otras compañías de generación eléctrica tenían la necesidad de atender áreas remotas de difícil acceso y de monitorear. Se le ofreció una red LTE de gran alcance y sensores de bajo costo que monitorean en tiempo real el consumo energético, con la ventaja adicional de conectar otros dispositivos como cámaras o vehículos a un centro de control.

El tercer caso son las minas Las Bambas y Río Tinto en Perú. Lo que se busca es la seguridad. Las minas tienen el problema de que cuando se avería el neumático de un camión o alguien sufre un accidente, se detiene la producción y son millones de dólares de pérdidas mientras se esclarece el accidente. Con una conectividad que monitorea en tiempo real se puede conocer más rápido qué sucedió y prevenir riesgos.

¿Cuáles son las expectativas de las compañías cuando emprenden un proceso de digitalización?

Cambia en cada región. Corea del Sur es un país y tiene una sociedad que les gusta mucho adoptar la tecnología rápidamente. No se esperan a que una tecnología esté madura para desplegarla de inmediato. Las empresas están ávidas de probar la nueva tecnología y mejorar sus procesos, lo hacen para seguir progresando. Finlandia es un caso similar donde la tecnología se implementa muy rápido.

En Japón, Toyota nos seleccionó para implementar una red 5G en sus fábricas con el objetivo de mejorar la eficiencia y tener “cero defectos”, con conectividad en tiempo real para conectar robots y más flexibilidad en sus estaciones de trabajo.

En Estados Unidos y América Latina importan más los negocios, reducir costos e incrementar la productividad.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan las empresas para iniciar este tipo de procesos, cuáles serían los principales cuellos de botella al momento de iniciar la implementación de tecnología?

Uno de los mayores miedos de los clientes empresariales, cuando hablamos de redes móviles LTE y de tecnología, es que no saben cómo instalar un Packet Core o los radios. En colaboración con los operadores podemos generar confianza de que ellos no se tienen que hacer cargo de la gestión de la red, la cual se puede gestionar por parte del operador o incluso ofrecer algunas soluciones que servicios, donde se da acceso o se renta la conectividad.

Otro de los retos en el caso de 5G es el desarrollo de terminales, ya que todavía no llegan ampliamente a América Latina, pues se trabaja con tecnología 4G. Sin embargo, cuando los clientes industriales piensan o quieren experimentar 5G, se les enseña que una inversión en 4G es la mejor opción y que pueden evolucionar a la siguiente generación de manera natural cuando el ecosistema esté listo.

Al observar que las soluciones inalámbricas se utilizan más en las empresas, ¿cuáles son las implicaciones del espectro no licenciado o la capacidad de las redes nacionales de los operadores para atender las necesidades específicas de cada industria?

Al adoptar una red inalámbrica (celular) no implica quitar las redes legacy, ya que éstas se pueden integrar a una red Tetra, donde los dispositivos se conectan al Core Tetra y luego a LTE y Wi-Fi.

En cuanto a cobertura, cuando se atiende un cliente industrial y hay que mejorar la cobertura dentro de las instalaciones, existen soluciones de celdas pequeñas, puntos de acceso del mismo tamaño que Wi-Fi pero con mejor cobertura y una capacidad 100 veces mayor, o se puede ampliar la cobertura del operador. Adicionalmente, para no alterar las redes de los operadores, se puede hacer Network Slicing para que los recursos de la red privada sean independientes de los usuarios móviles del operador.

En cuanto al espectro, si bien se puede usar no licenciado, existe MultiFire: un estándar LTE sobre espectro no licenciado para redes pequeñas. En Chile y México hay un espectro dedicado para el sector industrial, incluso segmentos para cada sector empresarial. Existen otras soluciones que utilizan espectro licenciado y se suman al no licenciado para incrementar la capacidad.

¿A qué se debe el atraso de 5G en América Latina?

En Brasil se tenía planeado hacer la licitación de espectro a mediados de 2020 pero primero llegó la pandemia y después el gobierno tuvo que enfocarse en cosas diferentes. Cayeron los ingresos de algunos operadores, surgieron temas técnicos como interferencia satelital y la integración de los operadores. 

En México la pandemia afectó las inversiones de los operadores móviles. Las inversiones en el sector fijo se incrementaron un poco por el cambio de tráfico y están abordando con cautela 5G, que puede no ser esencial para sus operaciones actuales. 

El caso del espectro en México está más avanzado y existe un operador con 100 MHz disponibles. En México no hay restricciones en cuanto a políticas, ni debemos esperar una subasta para desplegar 5G, pero sí ha sido un tema económico. 

Lo mismo está pasando en Colombia, Ecuador o Perú, donde el impacto económico es el principal factor que ha retrasado el despliegue de 5G.

¿Cómo impacta este retraso la digitalización y adopción de nuevas soluciones entre las empresas que requerían 5G? ¿Será suficiente LTE?

LTE ha evolucionado. Tenemos 4G, 4.5G, 4.5G Pro y 4.9G. Este último es un LTE muy avanzado que ha logrado latencias de cerca de 5 milisegundos, suficiente para aplicaciones de uso diario y algunas industriales (5G ofrece 1 milisegundo o menos). 

También tiene tecnología Carrier Aggregation con cinco componentes que se han probado en el campo y 32 están definidos, lo que incrementa la tasa de transmisión de datos. Obviamente, 5G tiene muchas más mejoras como mayores tasas de transmisión por diferente tamaño de estructura de frame y nuevos espectros, pero hay alternativas. 

Todos los productos de Nokia en el mercado son compatibles con 5G. Una inversión actual en 4G es completamente compatible con la siguiente generación cuando sea conveniente para el cliente.

¿Cuáles serán las industrias con mayor crecimiento y más atractivas para Nokia?

En México los sectores más beneficiados por 5G son telecomunicaciones y tecnología, manufactura es muy importante no sólo en México sino a nivel latinoamérica, el sector de servicios donde entra turismo y marketing por el comercio electrónico a distancia, bienes raíces, construcción, agricultura y minería. Los beneficios dependen de la economía del país. Los sectores más grandes se verán más beneficiados con la entrada de 5G.

Finalmente, ¿cómo afectará la pandemia los procesos de digitalización en la región?

Muchos lugares de trabajo están invirtiendo en conectividad remota pero también se están desarrollando procesos para que las personas conserven la distancia social con automatización, robots industriales y ecosistemas de máquinas automáticas. 

En México hay un robot que mide el riesgo de Covid-19; en Brasil se tiene otro robot que lleva las medicinas a los pacientes para reducir la interacción de los enfermeros. Se están cortando cables en algunas empresas. Se hace monitoreo por drones para no asistir físicamente a algunos lugares.

En cuanto a tecnología, un avance positivo muy rápido es la Realidad Virtual para asistir a museos, partidos o conciertos. En el caso de Machine Learning e Inteligencia Artificial (IA), están ayudando a tomar decisiones automatizadas para crear nuevas vacunas y antibióticos. En Finlandia y Francia se prevé que la IA tome decisiones más acertadas sobre dónde invertir en escuelas y hospitales para mejorar el PIB del país alrededor de 1 por ciento. 

La seguridad es un factor muy importante en las redes privadas porque ya no hablamos sólo de operadores móviles sino del sector financiero, hospitales, gobierno y sector militar. Es indispensable contar con soluciones seguras para evitar la injerencia de gobiernos extranjeros y la delincuencia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here