Esta semana dio inicio la demanda de Huawei por secretos comerciales en Estados Unidos contra el ex empleado Ronnie Huang y su empresa CNEX Labs. El juicio involucra acusaciones de espionaje corporativo, crimen organizado y una base de datos secreta de la tecnología de los rivales.

El jurado será seleccionado en el tribunal federal en Sherman, Texas, y se espera que el juicio dure unas tres semanas. Por separado, el juez del caso, Amos Mazzant, está escuchando la oferta de Huawei para anular la prohibición de la administración de Trump en sus ventas a agencias gubernamentales y contratistas.

La demanda reclama un “patrón ilegal de chantaje” por parte de Huang, para robar su tecnología y robar a su personal, según documentos judiciales.

CNEX desarrolla chips para acelerar el almacenamiento de datos en redes de computación en la nube. El ex gerente niega haber cometido el delito y ha contrademandado, asegurando que Huawei utiliza los tribunales estadounidenses para adquirir su tecnología y la de otros rivales.

CNEX inició en 2013 y ha recaudado más de 100 millones de dólares de los patrocinadores, como Dell y Microsoft. Un portavoz de Huawei comentó que la compañía china busca “decenas de millones de dólares” en daños y derechos por casi 30 secretos comerciales y patentes de CNEX, además resaltó que “Huawei demostró ser un trampolín para que Huang tuviera éxito donde de otra manera no podría tener”.

En su defensa, Huang argumentó que un funcionario de Huawei se hizo pasar por comprador, mientras que la compañía usó vínculos con una universidad china para obtener acceso a los diseños de CNEX.

Respalda sus acusaciones en que el proveedor chino recompensa al personal por robar secretos comerciales de sus rivales y almacena esa tecnología en una base de datos secreta para su uso.

Matthew Goss, asesor general de CNEX, dijo en entrevista que la demanda incluye uno de los primeros reclamos que se escucharon bajo la Ley de Defensa de los Secretos Comerciales de Estados Unidos de 2016, lo cual prepara “a los tribunales contra las compañías estadounidenses”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here