Entre gigantes y con los pies atados

0
155

Reforma Jorge F. Negrete Pacheco

Estamos condenados a ser testigos del nacimiento de las especies digitales más grandes de la civilización, las Big Tech. Apple es tan grande como el PIB de México, Argentina, Colombia y Chile juntos o Brasil y Colombia juntos (PIB de Brasil 1.84 billones, México 1.26 billones, Argentina 445 mil millones, Colombia 324 mil millones y Chile 282 mil millones. El valor de Apple 2.29 billones, Microsoft 1.7 billones, Amazon 1.66 billones, Google 1.27 billones, Tesla 834 mil millones y Facebook 775 mil millones).

La pregunta es: ¿tenemos los marcos jurídicos adecuados para enfrentar este fenómeno? ¿Son malas las empresas grandes? ¿Qué hacer?

Veinte años han marcado dos generaciones de empresas tecnológicas que provocaron un determinismo tecnológico. Las primeras fueron las empresas de telecomunicaciones, las segundas las plataformas digitales. Algunos operadores telecom fueron los más grandes del mundo como AT&T y China Telecom. La respuesta europea a estas empresas fue una poderosa embestida arropada de heroísmo, que destruyó su capacidad de crecimiento e innovación y logró que existan en Europa 3 ó 4 operadores de telecomunicaciones por país. Europa balcanizó a sus operadores telecom, reguló a partir del miedo y lo esparció infeccioso por el mundo.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, considera “que no es realista que en el viejo continente existan 400 operadores diferentes”, “no es competitivo”, esta “estructura de mercado es insostenible”.

El ingreso promedio por usuario baja, las tarifas bajan, se pide más inversión, se incrementa el precio del espectro y se le quitan servicios e ingresos a este negocio. Estamos matando la conectividad. China y EU tienen 3 operadores. No hay de otra, consolidarse o morir. Pero las autoridades reguladoras y de competencia son propietarias de su heroísmo. Triunfando han descapitalizado el sector y detenido inversiones.

Un estudio de DPL News sobre fusiones tecnológicas en 2020 reveló que sumaron poco más de 171 mil 193 millones de dólares. Los ingresos por ventas minoristas para la industria de la tecnología en Estados Unidos alcanzaron 461 mil millones de dólares en 2020. Hay consolidación e ingresos, pero el sector de las telecomunicaciones está atorado, es el más regulado de todos los sectores económicos. El mundo de las plataformas digitales no y el éxito de los reguladores de competencia en contra de las empresas de telecomunicaciones es en realidad el triunfo de las Big Tech.

Las empresas de telecomunicaciones necesitan concesiones, permisos por país, estados y municipios, sus mercados son restringidos, pero los mercados de las empresas de Internet son globales.

Desde hace 10 años he preguntado: ¿ser grande es malo? No. El tamaño de las empresas no es el problema. Las empresas de telecomunicaciones habilitan derechos fundamentales, lo señalé hace 5 años, aun cuando los reguladores se consideran, sólo reguladores, desconociendo su naturaleza garantista de derechos.

El problema son las prácticas anticompetitivas y la falta de transparencia. La sobrerregulación a las empresas de telecomunicaciones las ha vuelto medrosas, tímidas, poco innovadoras y diversificadas a otros mercados. La preponderancia y el abuso de poder sustancial de mercado destruyeron la inversión y la innovación, restringiendo a los usuarios, servicios convergentes. Las decisiones de derecho de la competencia pasan arbitrariamente sobre el derecho a la información y el derecho a servicios de telecomunicaciones. Marginando a todos, se respeta la ley.

Europa protegiendo derechos fundamentales, regulando el mercado y multando empresas ha descapitalizado a los operadores de telecomunicaciones y apenas ha arañado la economía de las Big Tech. ¿El resultado? Europa no tiene un ganador digital global. Es un dependiente tecnológico.

Un país seco de visión digital debe reactivar la inversión desde la acción regulatoria. Las oportunidades tienen fecha de caducidad, pero la visión del líder, pasa a la historia.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter: @fernegretep

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here