EPM venderá su participación estatal en Tigo Colombia

El mercado de telecomunicaciones colombiano está atravesando movimientos que podrían encaminarlo hacia su consolidación.

667

Después de más de un año de analizar la posibilidad, este martes la Junta Directiva de Empresas Públicas de Medellín (EPM) aprobó iniciar los trámites para vender su participación accionaria del 50 por ciento en Tigo (UNE).

Con el anuncio de la enajenación de las acciones del Estado en UNE, el mercado de telecomunicaciones colombiano avanza hacia la reconfiguración y consolidación. Sólo hace unos días, WOM comenzó el proceso para absorber y fusionarse con Avantel, y Movistar compró las operaciones de Internet de DirecTV.

EPM es dueño desde 2014 de la mitad del capital social de UNE y Millicom (Tigo), posee el 50 por ciento restante, además de que este último tiene el control sobre el operador y su gestión.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín, había dicho desde el año pasado que el plan de desarrollo del gobierno tenía contemplado vender las acciones en UNE, porque consideraba que no estaban generando la rentabilidad necesaria y las inversiones se debían canalizar a otras prioridades.

Para el alcalde, estaba muy claro que UNE es un activo que le genera baja utilidad en un mercado bastante competido, sobre todo porque no tiene el control de la empresa y no puede tomar decisiones de inversión, según aseguró en ese entonces al diario El Colombiano.

También lee: Se reconfigura el escenario móvil colombiano tras la subasta de espectro

Ahora la empresa estatal afirmó que “pretende reorientar los recursos en iniciativas gestionadas por EPM y que hagan parte de sus negocios estratégicos” de energía eléctrica, gas y agua. En ese sentido, la Junta también autorizó vender su participación (50%) en la compañía Inversiones Telco.

UNE señaló que ya fue informada de la decisión de enajenación de EPM. El proceso, dijo, “será adelantado exclusivamente por nuestros accionistas y sin que se afecte el normal desarrollo de nuestra operación comercial”. Una de las opciones que más suenan en el mercado es que Tigo adquiera la participación estatal, pues tiene el derecho de preferencia en los estatutos, pero aún tendrá que definirse.

Medellín ya tomó la delantera en sacar la participación estatal de operadores de telecomunicaciones, mientras que el gobierno aún tiene activos en Telefónica y ETB. Sin embargo, se están dando movimientos importantes de fusiones y adquisiciones en el sector que lo dirigen hacia la reconfiguración.