La canadiense Bell signó un acuerdo con Equinix para venderle 25 centros de datos en 13 sitios de interconexión global, por un monto de unos 750 millones de dólares estadounidenses (mil 040 millones en moneda local).

Con esta adquisición, Equinix ampliará su presencia en Canadá para aumentar su potencial en el mercado de centros de datos. La empresa apostará por invertir en nuevas capacidades en las ciudades de Toronto, Calgary, Kamloops, Vancouver, Millidgeville, Montreal, Quebec, Ottawa y Winnipeg.

Además, le generará ingresos anuales de 105 millones de dólares. Los activos de Bell, incluidos en el acuerdo, tienen más de 600 clientes, por lo que Equinix se encargará de las operaciones para ese nicho.

Equinix resaltó que Canadá es la tercera economía más grande de América y la décima más grande del mundo, por lo que su adquisición es parte de su enfoque comercial para acelerar la adopción de la nube y satisfacer el aumento de la demanda en ese país.

Bell seguirá siendo el propietario y operador de otros cinco centros de datos en sus oficinas centrales de Calgary, Halifax, Saint John y Toronto. El contrato también contempla una asociación estratégica entre las empresas para impulsar las soluciones híbridas multicloud para su transformación digital.

“Nuestra redistribución estratégica de capital subraya el compromiso de Bell de defender la experiencia del cliente, liderando la inversión en redes y servicios de comunicaciones, especialmente a medida que Canadá maneja y se recupera de la crisis de Covid-19”, dijo el Presidente y Director Ejecutivo de BCE y Bell Canada, Mirko Bibic.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here