La multinacional sueca Ericsson anunció oficialmente la intención de contribuir con mil millones de reales (250 millones de dólares) en Brasil para 2025, considerando el potencial de las redes 5G.

La información fue divulgada por el Presidente de Ericsson para América del Sur, Eduardo Ricotta, en una entrevista con la agencia de noticias Reuters, luego de una conversación entre el ejecutivo y el Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Planes de inversión

Ricotta indicó que el primer paso será la inversión de aproximadamente 200 millones de reales para expandir la planta de la compañía en São José dos Campos (región metropolitana de São Paulo), donde una nueva línea de ensamblaje de equipos 5G, que se enviarán a toda América Latina, se prevé comenzará a operar en el tercer trimestre de 2020.

Recomendado: Claro Brasil y Ericsson prueban transmisión holográfica 5G

El cronograma de Ericsson dependerá de que la subasta 5G esté programada para su lanzamiento en el segundo trimestre de 2020, y se espera que sea a fines del próximo año ó 2021.

“Ya exportamos 40 por ciento de lo que se ensambla en nuestra fábrica desde Brasil a los países latinoamericanos, y con 5G no será diferente. Esta línea de ensamblaje servirá a Brasil y a todos los países latinoamericanos”, dijo el ejecutivo a Reuters.

Recientemente, Ericsson ha participado en varias pruebas de 5G junto con operadores en el país como Claro y TIM. En los últimos años, Brasil ha sido designado como uno de los principales mercados mundiales para la compañía.

El anuncio de Ericsson puede aumentar la competencia con Huawei y Nokia, que también poseen fábricas en el estado de São Paulo y se disputan liderar la implantación de la tecnología 5G en Brasil.

Subasta 5G

Ericsson ha expresado sus preocupaciones sobre el modelo de licitación 5G preliminar de Brasil presentado por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel). El proceso contempla reserva de espectro y subasta en bloques regionales.

Para Ericsson, la creación de una reserva de la banda de 3.5 GHz para Proveedores de Pequeños Servicios (PPP, por sus siglas en portugués) o nuevos participantes y la decisión de subastar sólo la mitad del volumen inicialmente planificado de 26 GHz, debería aumentar el espectro disponible para los grandes operadores para 2020. Y la fragmentación de frecuencias en lotes regionales más pequeños aumentaría la complejidad técnica de la implementación de 5G en el país.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here