El fabricante chino de teléfonos inteligentes, OPPO, y el fabricante sueco de equipos de telecomunicaciones, Ericsson, han establecido un laboratorio conjunto 5G en Shenzhen, China, para colaborar en el despliegue de la tecnología 5G.

Ambas compañías combinarán la experiencia en tecnología 5G para optimizar los productos 5G y el rendimiento de la red, para ayudar a acelerar el despliegue global a gran escala de la quinta generación.

Andy Wu, presidente de Ingeniería de Software de OPPO, comentó: “La iniciativa aprovecha las ventajas de Ericsson en las tecnologías de red e infraestructura 5G y sus canales de operadores globales con la experiencia de OPPO en el desarrollo de estándares 5G, tecnologías, productos y escenarios de aplicación”.

Luca Orsini, vicepresidente y jefe del área de Mercado de Redes del noreste de Asia de Ericsson, dijó: “Esta asociación es de gran importancia estratégica tanto para Ericsson como para OPPO. Contribuirá a la diversidad del ecosistema 5G y se beneficiará de la agilidad de ambas compañías para traer nuevos casos de uso y valor al cliente en el mercado”.

En febrero de 2019, Ericsson y OPPO firmaron un acuerdo de licencia de patente global.

Desde el tercer trimestre de 2018, Ericsson y OPPO han realizado pruebas conjuntas en el teléfono 5G de OPPO y la infraestructura 5G de Ericsson con operadores locales en Suecia, Alemania y China, como parte de un esfuerzo por acelerar la disponibilidad comercial de los productos 5G.

Las compañías también trabajaron con Swisscom y Qualcomm para permitir que el proveedor de servicios de comunicaciones suizo se convirtiera en el primer operador en Europa en lanzar 5G comercial.

Actualmente, Ericsson tiene más de 70 acuerdos comerciales 5G con proveedores únicos de servicios de comunicación, de los cuales 22 son redes en vivo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here