Es necesario preservar derechos fundamentales en el mundo digital: Margrethe Vestager

231

Mientras Europa se ha enfocado en la promulgación de leyes y normas que protegen los datos de los usuarios, como la Regulación General de Protección de Datos (GDPR), Margrethe Vestager, comisionada de Competencia de la Comisión Europea (CE), consideró que aún se requieren de más esfuerzos para democratizar los datos y empoderar a los usuarios para generar una verdadera confianza en el mundo digital.

Durante su participación en el Painel Telebrasil 2021, Vestager consideró que aún “estamos lejos” de poder afirmar que existe una plena confianza en las tecnologías digitales, “la batalla por el alma del Internet está siendo librada y hasta el día de hoy no podemos decir de buena fe que el ambiente digital es tan abierto y seguro como nos gustaría”.

Destacó el trabajo que se ha realizado en Europa para la protección de la privacidad y seguridad de los datos de los usuarios, que ha servido como un nuevo estándar a nivel internacional, aunque también consideró que es aún insuficiente. Como en revoluciones industriales anteriores, las reglas “se deben adaptar para asegurar a sus ciudadanos que reciban la parte justa del valor que creamos”, señaló.

Al respecto, resaltó la propuesta de la Ley de Gobernanza de Datos que se discute actualmente en la Unión Europa, la cual busca “asegurar que todos los individuos tienen control sobre sus datos y se pueden beneficiar de ellos”.

La democracia también debe asegurarse que los derechos fundamentales, que tomamos por garantizados en el mundo físico, también se mantienen en el mundo digital”, indicó. En ese sentido, advirtió que si bien la Inteligencia Artificial (IA) tiene potencial para mejorar la sociedad, se requieren reglas claras y transparentes para que la gente pueda confiar en que sus derechos estarán protegidos.

A principios de año, la Comisión Europea presentó un marco legal para limitar el alcance y los posibles daños del uso de la IA y que vaya en contra de los “valores democráticos” de la región, tales como evitar el reconocimiento facial en vigilancia masiva, o su uso indiscriminado para la evaluación de currículos o en sistemas de crédito social.

Vestager también mencionó la importancia de la seguridad de las redes, en especial, ante el crecimiento del área de ataque y el uso de la nueva red 5G en múltiples sectores relevantes como energía, transporte y bancos. La Unión Europea buscará proveer de un marco común para la región, que incluye restringir el involucramiento de proveedores basados en su perfil de riesgo y definir requerimientos de red para operadores móviles.

Dicha medida parece estar dirigida a restringir la participación de fabricantes chinos, tales como Huawei y ZTE, que han sido acusados por el gobierno estadounidense de colaborar en servicios de espionaje con el gobierno chino. Ambas compañías han negado tales prácticas, a la vez que no se han presentado evidencias para sostener la acusación.

“No se trata de geopolítica, es sobre asegurar la integridad de lo que será la espina dorsal de la economía”, aseguró Vestager.

Respecto a la regulación sobre las plataformas digitales, la comisionada consideró que existe un riesgo a la confianza proveniente de que grandes compañías puedan almacenar y procesar los datos sin restricciones, lo que “afecta la capacidad de negociación entre compradores y vendedores, entre grandes y pequeños competidores”.

“La cuestión es cómo nos aseguramos que el mercado digital se mantenga justo y abierto, mientras al mismo tiempo se beneficia de la amplia elección y conveniencia que estos mercados pueden proveer”, añadió.

Para ello, la CE también prepara una nueva regulación de mercados digitales, para atender el poder de mercado de los llamados “guardianes de datos”, y así evitar prácticas que puedan dañar al consumidor.