España | 5 claves de la fusión MásMóvil-Euskaltel

642

Con luz verde definitiva por parte de los responsables de avalar la fusión, la oferta pública de MásMóvil para quedarse con Euskaltel ganó peso y podría convertirse en operación en las próximas semanas. La OPA de la compañía por el 100 por ciento de las acciones de su competidor es un hecho, está sobre la mesa y a espera de una respuesta por parte del vendedor.

La oferta, anunciada en marzo aunque con avances previos entre las partes, es presentada como una intención de compraventa de acciones. La ejecuta Kaixo Telecom, una sociedad constituida exclusivamente para este fin, sin actividad previa e íntegramente participada por MásMóvil con anuencia de los accionistas de la empresa.

Superadas con éxito y sin condicionamientos las distintas etapas en las que se revisó que no generaría consecuencias negativas a la competencia ni existía el potencial de que la resultante genere propuestas comerciales inalcanzables para otros actores en las distintas verticales, la operación presenta algunos puntos clave:

Precio. El capital social de Euskaltel es de 535.9 millones de euros, dividido en 178.6 millones de acciones de igual tipo y relevancia. La oferta se dirige al 100 por ciento de los papeles en un precio efectivo de 11 euros por acción –inicialmente eran 11.7 euros cada una–, lo que da un total de mil 965 millones de euros más gastos de transacción.

Aceptación mínima. La efectividad de la oferta está sujeta a una condición de aceptación mínima, previamente establecida, que se cumplirá si aceptan la oferta de titulares de, al menos, 133.9 millones de acciones de Euskaltel, representativas del 75 por ciento más una acción del capital social con derecho a voto.

Plazo. El plazo de aceptación de esta oferta es de 24 días naturales a contar desde el día posterior a su publicación oficial. La sociedad oferente podrá ampliar el plazo una o más veces según lo dispuesto en el artículo 23 del Real Decreto 1066/2007, siempre que no se rebase el máximo de 70 días naturales y que cumpla con comunicarlo a la autoridad competente.

Causas. El cuarto operador de España se quiere quedar con el quinto en la lista porque está en su ADN. La compañía llegó al mercado y creció a base de adquisiciones y, según parece, así seguirá. Más allá de esto, la empresa ha expuesto a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la inversión le resulta atractiva por cuatro razones específicas:

  1. La posición de Euskaltel como operador principal en el norte de España, con 847 mil clientes, con una experiencia de 25 años y el valor de sus marcas.
  2. La posición de Euskaltel en los mercados de Euskadi, con un amplio rango de servicios tecnológicos que van desde Internet, telefonía fija, móvil, TV digital y banda ancha, complementado con el negocio B2B.
  3. La red propia que conecta 2.6 millones de hogares, con una tasa de cobertura superior al 70 por ciento en sus mercados de origen.
  4. Su propuesta de calidad y servicio al cliente, especialmente apreciada por una base de clientes fiel y de gran valor.

Resultante. La suma de MásMóvil con Euskaltel dará lugar a un grupo con cerca de 14 millones de líneas e ingresos de 2 mil 608 millones de euros, acceso a 26 millones de hogares conectados con fibra y mil 900 empleados, “con fuerte presencia en el territorio nacional y capaz de afrontar las inversiones necesarias para seguir compitiendo en el mercado”.

Así las cosas, España tiene todo preparado para ver al cuarto de la lista de operadores robustecerse a costas de quien hoy es su inmediato perseguidor. Bastaron poco más de tres meses, algunos comunicados y la revisión con buenos ojos por parte de autoridades para un paso más hacia la consolidación. Todo listo para que MásMóvil se quede con Euskaltel, sólo falta saber cuándo.