España acelera sensorización para carreteras ‘smart’

Telefónica, Nokia, Stellantis y otras instituciones y empresas dotan de inteligencia 5G a un túnel en Galicia que dará información en tiempo real a los conductores.

381

Los caminos inteligentes comienzan a ser una realidad en España.

El túnel de Cereixal, en Galicia, se ha convertido en el primero de España que tiene conectividad 5G para interactuar con los vehículos que circulen a través de esta vía carretera.

Se trata de un proyecto impulsado por Telefónica, Nokia, Ineco, Stellantis, Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) y SICE en el marco de Piloto 5G Galicia, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es y por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cofinanciado con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para el desarrollo del 5G en España.

De acuerdo con Telefónica, la tecnología utilizada en el túnel incluye C-V2X (cellular vehicle-to-everything) e Internet de las cosas con sensores, además de cobertura 5G y el edge computing para dotar de inteligencia a la carretera y permitir a los vehículos “hablar” con ella.

El operador móvil señaló que la conducción asistida permite mejorar la información de la que dispone el conductor para tomar sus decisiones y, por tanto, incrementar la seguridad en la conducción.

Explicó que el túnel inteligente envía información a los conductores sobre las condiciones meteorológicas a la salida, obras, avisos de vehículo lento, posible congestión, accidente, obstáculo en carretera, presencia de peatón, vehículo en sentido contrario o frenada brusca durante su trayecto por el mismo, además del aviso de entrada de un vehículo de emergencias.

Telefónica y sus socios, entre ellos Nokia, detallaron que desplegaron antenas 5G que dan cobertura tanto dentro y fuera del túnel, sensores IoT y cámaras de vídeo, un servidor MEC (Multi-access Edge Computing) cerca de la estación base que da cobertura a los vehículos y un router 5G en el propio túnel para poder recoger la información de lo que está pasando en él a través de los sensores IoT y cámaras instaladas.

Del lado de los vehículos, dijeron que es necesario que estos lleven instalada una unidad de comunicaciones llamada TCU (Transmission Control Unit) para convertirse en vehículos conectados.

Agregaron que en las pruebas piloto desarrollaron una aplicación que puede instalarse en un smartphone 5G para que los conductores reciban avisos, aunque su vehículo no lleve TCU instalada, lo que les permite incrementar el número de vehículos conectados con el túnel.

Nokia aporta al proyecto la infraestructura de conectividad de extremo a extremo, incluyendo equipos radio 5G Nokia AirScale, el core virtualizado 5G, un servidor MEC y el Nokia 5G FastMile Gateway desplegado en el túnel como router 5G.

CTAG, como centro tecnológico especializado en movilidad conectada, ha integrado en los vehículos prototipo sus desarrollos en sistemas cooperativos, que incluyen tanto la unidad de comunicaciones 5G embarcada, como los distintos servicios cooperativos C-V2X que han sido desarrollados también por CTAG.

Asimismo, ha desplegado un servidor ITS en el MEC para permitir la comunicación entre la infraestructura y los vehículos. Adicionalmente, conjuntamente con el resto de socios, ha ejecutado las pruebas de validación y puesta a punto.

Por su parte, Stellantis aporta la visión del constructor en cuanto a especificaciones técnicas e integración en el vehículo sobre los tres demostradores utilizados en el proyecto (DS7, DS4 y Peugeot Traveller). Los resultados de las pruebas son analizados por los ingenieros del Grupo con el fin de acumular experiencia para el desarrollo de sus futuros vehículos.

“Iniciativas como la puesta en marcha en el túnel de Cereixal, que dotan de inteligencia a la carretera y facilitan la conducción asistida, permiten mejorar la información de la que dispone el conductor para tomar sus decisiones y, por tanto, mejoran la seguridad vial.

“Las grandes capacidades de conectividad de la red 5G, baja latencia, máxima fiabilidad y grandes anchos de banda constituyen un pilar fundamental en el ecosistema del coche conectado que evoluciona desde la asistencia a la conducción hasta la conducción autónoma”, señaló Mercedes Fernández, gerenta de Innovación de Telefónica España.