España actúa para acabar con la ocupación indebida de la infraestructura de Telefónica

219

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de España estableció una serie de obligaciones para actuar ante las ocupaciones ilegales de las infraestructuras físicas de Telefónica sujetas a la oferta Mayorista de Acceso a Registros y Conductos (MARCO).

A través de esta normativa, el regulador aprobó tres procedimientos dirigidos a regularizar o desinstalar las ocupaciones irregulares de las infraestructuras físicas del principal operador español.

Te recomendamos: España libera a Telefónica de compartición de fibra en 696 municipios

La adopción de estas medidas se debe a que los operadores que ocupan de manera irregular estas infraestructuras físicas perjudican a Telefónica y también al resto de operadores que sí respetan lo dispuesto en la oferta ya que, por ejemplo, se ahorran los costes que genera la ocupación, tanto recurrentes (cuotas mensuales) como no recurrentes (por la tramitación y validación de solicitudes, la realización de replanteos conjuntos, los trabajos de sustitución o refuerzo de postes).

Por su posición, Telefónica está obligada a facilitar al resto de los operadores el acceso a su infraestructura de obra civil (canalizaciones, conductos, registros, arquetas y postes) y permitirles el despliegue de sus propias redes de fibra óptica. La CNMC supervisa las condiciones técnicas, económicas y de procedimiento para acceder a esta infraestructura.

En octubre pasado, la CNMC emitió la actualización a la regulación de los mercados mayoristas de fibra óptica, en la que amplió la zona competitiva a un total de 696 municipios de España, con la expectativa de liberar completamente el mercado en los próximos tres años, al considerar que existe una alta competencia entre redes de nueva generación.