A partir del 10 de febrero, España iniciará la migración de la televisión digital (TDT) de la banda de 700 MHz (694-790 MHz) a frecuencias del espectro más bajas (470-694) MHz, con el fin de dejar libre el recurso radioeléctrico para el despliegue de redes 5G, como lo determinó la Unión Europea.

Las primeras comunidades autónomas que deberán llevar a cabo el proceso son Aragón y País Vasco, así como algunas provincias de Castilla y León, Galicia y Andalucía, y Castilla-La Mancha. Todas ellas tienen hasta el 3 de marzo para concluirlo.

El objetivo es desocupar la banda en la que por ahora opera la televisión digital, para poder subastar ese espectro en marzo de este año, el cual será utilizado para implementar servicios iniciales de 5G, dijo a la agencia Efe el Director General de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Roberto Sánchez.

La activación de nuevas frecuencias para la TDT comenzó el 14 de julio de 2019, con un presupuesto de 145 millones de euros aprobado por el Consejo de Ministros y otros 10 millones otorgados por la Comisión Europea para compensar los costos de la adaptación.

Algunas zonas del país aún se encuentran atrasadas en la adecuación de sus sistemas para poder recibir las señales de televisión bajo las nuevas frecuencias. Por ejemplo, Málaga sólo se encuentra preparada en un 13.6 por ciento, y Lugo al 15.7 por ciento. En contraste, las provincias de Córdoba y Segovia tienen un mayor nivel de adecuación, con 69.2 y 64.8 por ciento, respectivamente.

Las viviendas individuales sólo tendrán que resintonizar su TV, pero alrededor de 21 millones de personas que viven en edificios deberán modificar sus antenas colectivas. Para lograr que eso se lleve a cabo, el gobierno lanzará una campaña informativa, precisó Sánchez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here