España | El Gobierno organiza el debate ‘Reformas para la Recuperación’ en el Consejo Económico y Social centrado en el refuerzo del ecosistema empresarial español

69

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha participado hoy en la jornada ‘Reformas para la Recuperación: productividad, crecimiento empresarial y clima de negocios’, celebrada en el Consejo Económico y Social (CES).

Esta jornada, impulsada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, en colaboración con el CES, ha propiciado en cuatro mesas redondas el debate público en torno a reformas esenciales en el refuerzo del ecosistema empresarial: la Ley Crea y Crece, la Ley de Startups y la reforma de la Ley Concursal. 

Como anfitrión, el presidente del CES, Antón Costas, ha destacado durante la inauguración la oportunidad de este tipo de actos. “El debate amplio da legitimidad social a las reformas”, ha señalado antes de lanzar la propuesta de llevar estos diálogos para modernizar el ecosistema empresarial por toda España en colaboración con los CES autonómicos. Una idea que la vicepresidenta primera ha calificado de excelente para poner en marcha.

En el primer diálogo sobre Productividad y Organización en red, moderado por la vicepresidenta primera, el ministro de Universidades, Manuel Castells, ha destacado que la productividad es el principio fundamental para la generación de riqueza y para su redistribución, y está “absolutamente ligada a la transformación tecnológica bajo dos condiciones: transformación empresarial y recursos humanos adaptados a esa nueva forma de producción”.

Recordando que España es un país de pymes y de grandes empresas competitivas que crean empleo de calidad, Castells apuntó que el reto es encontrar la forma de “activar el tejido de las pymes con la reorganización de empresas. Para ello, lo esencial es el funcionamiento en red”. 
Por su parte, el presidente del CES recordó uno de los ‘mandamientos’ en Economía: la riqueza de un país, el crecimiento y el bienestar de los ciudadanos a largo plazo dependen única y exclusivamente de la productividad. Con esta máxima, Antón insistió en que es “un win-win porque la productividad permite apoyar la rentabilidad de las empresas y su competitividad y, si se distribuye bien, mejorar salarios y empleos.
Costas también ha abogado por establecer “un contrato social en el ámbito de la empresa, que permita fundamentar la mejora de la productividad en la combinación de los factores y la cooperación”.

Leer más: https://portal.mineco.gob.es/es-es/comunicacion/Paginas/211217_np_ces.aspx