España | La Universidad Complutense presenta dos cursos de formación específica en el metaverso

Las clases, que comenzarán en febrero, correrán a cargo de responsables de Virtual Voyagers, la empresa madrileña que ha contribuido al universo virtual de Facebook

145

El País-Claro Rebollo

El metaverso, el universo virtual en el que varias tecnológicas y muy en particular Meta ―nueva denominación de Facebook― quieren que trabajemos, nos relacionemos y compremos, es aún una promesa de futuro, pero sus fundamentos tecnológicos e incluso su modelo de negocio podrán estudiarse a partir del próximo año en España. La Universidad Complutense de Madrid presentó este miércoles dos cursos que pretenden ser los primeros que se impartan en castellano sobre este mundo digital. La iniciativa quiere combatir una de las críticas recurrentes que sufre la educación en España: la de no evolucionar al ritmo al que lo hace su entorno. Algunos expertos temen, sin embargo, que responda más a una estrategia de marketing que a una necesidad real.

Apenas 24 horas después de la presentación, Cristóbal Fernández Muñoz, vicedecano de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Facultad y director de los cursos, asegura que ‘’ya hay muchas peticiones de gente que quiere informarse’’ sobre ellos. Uno de los programas es el Diploma en Diseño y Desarrollo en Realidad Virtual y Aumentada, que tiene una duración de siete meses y un coste de 4.950€. El otro es el Certificado en Realidad Virtual y Aumentada, que se prolonga dos meses y cuesta 1.500€. Los dos comenzarán en febrero. La docencia estará en manos de los cofundadores de Virtual Voyagers, una compañía madrileña que ha participado en el embrión del universo digital que prepara la compañía de Mark Zuckerberg. el COO (director de operaciones, por sus siglas en inglés) de la empresa, Eduardo Herranz Sánchez impartirá las clases de, primero y del segundo se encargará de Edgar Martín-Blas Méndez, CEO de la misma compañía.176K#FILGuadalajara | La voz de las mujeres contra la discriminación

‘‘Ahora mismo, si quieres montar una formación de metaverso, ¿quién la puede impartir? No hay mucha gente que pueda hacerlo en España. Ellos tienen el conocimiento que no tiene nadie’’, explica Fernández Muñoz. Virtual Voyagers ha llevado a cabo centenares de proyectos de realidad virtual, aumentada, mixta e inmersiva, entre ellos la plataforma de conciertos virtuales de Facebook. También van a contar con el apoyo de Vodafone para la mentoría de proyectos y con el de la compañía de tecnología educativa Empower Talent.

Para Ainara Zubillaga, directora de Educación y Formación de la Fundación Cotec para la innovación, con esta iniciativa “la Universidad ha tomado la delantera”. ‘‘Yo creo que es esperanzador, en cuanto a que es un nuevo camino que se reclamaba desde hace tiempo’’, defiende Zubillaga, que también cree que sería injusto y erróneo acusar a la UCM de adelantarse demasiado a los tiempos, puesto que el metaverso se encuentra todavía en desarrollo. ‘‘Quizá en disciplinas como la medicina haya que esperar, pero no en la tecnología. El que camina primero llega primero’’.

Lucía Velasco, economista y autora de ¿Te va a sustituir un algoritmo? (Turner), considera sin embargo que se trata de una iniciativa un tanto arriesgada, puesto que el metaverso no deja de ser ‘‘una promesa de desarrollo futuro de un espacio virtual que dependerá de muchísimas cosas’’. Según Velasco, si tuviera que decidir entre una formación en big data, ‘’que ya se está demandando en el mercado y para la que faltan profesionales’’ y el metaverso, ella elegiría lo primero, al ser algo que tiene una salida profesional más inmediata.

Según Fernández Muñoz, ‘‘se van a necesitar profesionales que sean capaces de desarrollar todo tipo de contenidos para este nuevo universo’’. Por eso, esta formación está dirigida a estudiantes y profesionales de todos los ámbitos (y no necesariamente universitarios, ya que son títulos propios y no oficiales). Tampoco se exigen conocimientos de programación. ‘‘En este mundo está todo por hacer y va a tener implicaciones en todos los ámbitos: el turismo, la educación, la arquitectura…’’, explica el vicedecano, que hace algunos años fue director de comunicación de la red social Tuenti. ¿Y por qué una facultad de ciencias sociales desarrolla dos cursos sobre un asunto relacionado con la informática? ‘‘Esto viene para quedarse (…) y la Complutense también tiene que ser referente en innovación’’, asegura.

De izquierda a derecha, Marta de Pablo, directora de Nuevos Negocios de Vodafone, Diego Castrillo, CEO de Empower Talent, Cristóbal Fernández Muñoz, director de los cursos, Edgar Martín-Blas, CEO de Virtual Voyagers y Eduardo Herranz Sánchez, COO de la misma compañía, durante la presentación.
De izquierda a derecha, Marta de Pablo, directora de Nuevos Negocios de Vodafone, Diego Castrillo, CEO de Empower Talent, Cristóbal Fernández Muñoz, director de los cursos, Edgar Martín-Blas, CEO de Virtual Voyagers y Eduardo Herranz Sánchez, COO de la misma compañía, durante la presentación.CCINF

En la presentación de los cursos, el representante de la Facultad incidió en que van a hacer falta personas ‘‘que le den vida’’ a ese universo: ‘‘Meta ha revelado que creará 10.000 empleos tan solo en Europa, que se suman a los más de 800.000 millones de dólares que generará la industria para 2024, según Bloomberg’’.

La Facultad ha decidido optar también por permitir el pago de las matrículas en criptomonedas como el bitcoin. Asegura ser la única universidad española en ofrecer esta opción, aunque no ha querido dar demasiada importancia a este servicio. ‘‘No hemos querido hacer mucho hincapié en ello para no quedarnos en la anécdota o en el gancho de marketing’’, explica Fernández Muñoz. La modalidad de ambos cursos es en línea con explicaciones en directo, de forma que los alumnos puedan conectarse desde cualquier lugar. Como los dos profesores principales van a continuar con sus labores en la empresa, la oferta de plazas va a ser ‘‘muy reducida’’. El vicedecano explica que ‘‘la idea es tener unos 30 alumnos en cada título y no sacar plazas y ediciones como churros’’.

Zubillaga celebra que la formación vaya a ser transversal: ‘’El enfoque integra tres ámbitos, el de negocio, el de diseño y el de desarrollo, cuando normalmente la universidad parcela el conocimiento. En este caso, convergen todas las dimensiones del metaverso y, además, van a trabajar sobre el planteamiento del lanzamiento de un producto real al mercado, lo cual es novedoso porque normalmente no se articula en torno a algo tan ligado al mundo productivo y laboral’’. También considera una ventaja que la formación ‘‘esté construida sobre una alianza tan clara entre el mundo empresarial y el académico’’.

Velasco, sin embargo, teme que la iniciativa responda ‘‘a una estrategia de marketing, con el bombo publicitario que está habiendo con la palabra “metaverso”, más que a una necesidad real’’. De hecho, aunque considera que se trata de una propuesta interesante, insiste: ‘’Le quitaría la parte comercial, aunque entiendo que es lo que llama la atención porque, a lo mejor, el concepto de realidad virtual no tiene tanto atractivo como el de metaverso’’. La economista interpreta el planteamiento de los cursos como ‘’algo extraño’’: ‘‘Ahora mismo no sé si España está destacando en esto y si realmente hay un mercado para ello, porque no parece que la realidad virtual y la aumentada estén teniendo una adopción masiva’’.

Ciencias de la Información está ahora mismo trabajando sobre el rediseño de sus planes de estudios y la propuesta de crear un grado universitario transversal orientado a los nuevos desafíos digitales está cobrando fuerza: ‘’La idea es precisamente poder crear un nuevo grado que no sea solo Periodismo o Publicidad, sino que integre todo. No podemos estar de espaldas a los avances y a los nuevos escenarios. La comunicación está sufriendo una revolución bestial y el metaverso es claramente la tercera revolución de internet’’, concluye Fernández Muñoz.