España | Netflix sube los precios especialmente a los que comparten cuenta

Suben los precios de Netflix en España dos meses después de que la compañía anunciase aumentos para toda Europa. Te contamos qué cambios hay.

73

Hipertextual

Netflix anunció una subida de precios en Europa en agosto de 2021. El plan básico de la plataforma de streaming pasaría a costar 8,99 euros, la suscripción más completa rozaría los 18 euros mensuales. 17,99 concretamente. España, en aquel momento, se quedaba fuera de las subidas. Ahora, dos meses más tarde, Netflix llega con las malas noticias: los precios en España se equiparan a los del resto de Europa.

La compañía de películas y series streaming sube sus tarifas, por tanto, entre dos y un euros para todos los planes. Los más básicos solo aumentan un euro, de 7,99 euros a 8,99. Son, sin embargo, los planes superiores los que se ven más afectados con una subida más acusada. Probablemente también los más usados por la cobertura de varias pantallas de forma simultánea: 2 en el formado Estándar y 4 en el Premium. Este último, además de los multidispositivos –necesarios para compartir la cuenta–, incluye la opción de juegos y la opción ultra HD.

Estos subida de precios de Netflix ya es hábil dentro de la plataforma de streaming. Es decir, los nuevos usuarios ya pueden ver las nuevas tarifas a la hora de darse de alta. Los que ya están registrados habrá que esperar al próximo 18 de octubre. Momento en el que Netflix comunicará a todos sus usuarios la subida oficial de los precios. Es decir, muy probablemente, tu siguiente pago a la plataforma ya vendrá grabado con los nuevos precios.

Esta subida por parte de la plataforma reina del streaming llega en un momento muy complejo para el sector. Netflix es, de lejos –y con la salvedad de Movistar+ en España–, la plataforma más cara de todas las que están disponibles. Contando con el catálogo más amplio de todos los disponibles, al que pronto se le unirán los juegos en los que recientemente ha invertido Netflix, lo cierto es que la calidad del propio contenido ha sido motivo de debate. Con honrosas excepciones, como El juego del calamar o Sex Education que ya son éxitos de la plataforma, el resto de contenidos deslucen en comparación con los de otras plataformas.

Cantidad en lugar de calidad: este es el mantra que Netflix parece haber escogido dentro de todas las opciones. A diferencia de HBO, o HBO Max que se estrenará el próximo 26 de octubre, Amazon o Disney. Este último también jugando la carta de la calidad, pero alimentada por la gran cantidad de estudios que concentra la factoría: los clásicos de Disney, Marvel, Star Wars, Pixar o Star. Subir los precios de Netflix, pese a confiar en la fortaleza y peso del servicio, es un movimiento arriesgado en un momento en el que la competencia es enorme en el sector.

En cualquier caso, la subida de los precios de Netflix se escuda precisamente en el contenido. Según la compañía, este aumento es necesario para poder seguir alimentando el catálogo de novedades con contenidos exclusivos y de éxito. También para poder seguir con el crecimiento de una plataforma que, como el resto, jugó con la baza del precio reducido para conquistar al mayor número de usuarios en sus primeros años. Un clásico del marketing.