México | Espectro radioeléctrico y marginación digital

54

Reforma Jorge F. Negrete P.

La marginación digital es la verdadera marginación de nuestro siglo. Se carece de acceso a oportunidades económicas, de innovación, competitividad y ejercicio de derechos humanos. La marginación digital impacta en la calidad de la vida democrática, de las instituciones de la República y la economía.

La marginación digital, a diferencia de la marginación en una sociedad analógica, es ocasionada por el Gobierno y las instituciones del Estado, al restringir los insumos como el espectro radioeléctrico, derechos de vía, falta de política pública o mala calidad de ésta.

Los días 30 de septiembre y 4 de octubre de 2021 se llevaron a cabo los concursos para la asignación de 41 bloques de espectro para servicios de telefonía e Internet móviles disponibles en las bandas de 800 MHz, AWS, PCS y de 2.5 GHz por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Sólo tres bloques de 41 ofrecidos recibieron ofertas por un monto total de 1,350.8 millones de pesos, pagaderos previamente a la entrega de la concesión. Repito, tres de 41. Esto es absolutamente insólito, vergonzoso como país y un fracaso del Estado mexicano en materia de conectividad. No recuerdo en América Latina una licitación tan mediocre como ésta en los últimos años.

Hace un año, durante la aprobación del presupuesto 2020, la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores convocó a un foro para hablar sobre el precio del espectro y un grupo de analistas señalamos que México tenía el precio de espectro más caro de América latina y uno de los más caros del mundo.

El IFT, en un sendo documento presentado a la Secretaría de Hacienda, señaló los detalles y las razones de esta afirmación y proponía una disminución de los mismos. Hace dos semanas, el presidente del IFT, Adolfo Cuevas, antes de esta licitación, volvió a señalar lo desproporcionado de estos precios.

En aquellas jornadas, señalamos que el precio tan excesivo generaría rechazo y falta de estímulo para adquirirlo y lejos de recaudar ingresos para el gobierno, se perderían y podría quedar ocioso este insumo tan vital para el desarrollo del país y, sobre todo, de los más pobres, aquellos que padecen marginación digital.

Bueno, señoras y señores del Senado, así como funcionarios de la Secretaría de Hacienda, lo lograron. Han puesto a temblar los cimientos sociales de la conectividad del país.

Un fracaso del Estado. Del gobierno, por ser tan irresponsable y sostener la necesidad de este precio y mandarlo así al Congreso. El Senado, por engañar a la sociedad con un foro que fue desestimado y que acompañó las formas republicanas para disimular una decisión acordada con Hacienda.

La consecuencia es la desaparición de un operador de infraestructura de telecomunicaciones en México: Movistar. Una licitación de espectro desestimada por el mercado, las arcas del gobierno sin los ingresos programados, un espectro ocioso y los marginados digitales, sacrificados como una ofrenda perversa al triunfo de la mala decisión y obsesión de la Comisión de Presupuesto del Senado de la República.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT señaló, después de verificada la licitación IFT-10, en un valiente tuit, que “Los altos costos del espectro establecidos en la Ley Federal de Derechos se encuentran en una barrera artificial a la entrada de nuevos participantes”. Lucas Gallito, director de GSMA Latamy organizador del Mobile World Congress, me señaló en un tuit “Jorge, en el siglo XXI no nos podemos permitir que una herramienta para cerrar la brecha digital y para innovar (como es el espectro) quede sin utilizar por una mala política pública. Hoy perdimos todos”.

Olvidemos 5G, ni siquiera espectro para expandir la cobertura 4G. Seguimos inyectando dinero y redistribución de funciones a la SCT, Telecomm de México, CFE Telecom e Internet para Todos y financiamiento a la Red Compartida, sin un proyecto de conectividad lucido, verificable y dialogado, generosamente llevado en su conversación con la industria digital.

Nunca hubo una muerte más anunciada. Gabriel García Márquez.

Presidente de Digital Policy & Law

Twitter @fernegretep