El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Pete Buttigieg, anunció una propuesta para llevar Internet de banda ancha de alta velocidad y asequible a todas las zonas rurales del país, bajo un presupuesto de 80 mil millones de dólares.

Para cumplir ese objetivo, el primer paso será invertir en un sistema de mapeo para conocer exactamente cuáles son las comunidades que carecen del servicio por parte de alguna asociación o compañía. Después, donde no exista cobertura de algún proveedor, Buttigieg destinará recursos para desarrollar banda ancha de oferta pública.

Su contrincante de la misma orientación política, Elizabeth Warren, también suscribió un programa de expansión de esta tecnología en áreas alejadas, con un financiamiento de 85 mil millones de dólares.

En su proyecto, Buttigieg destacó que la conectividad es prioritaria “para crear negocios, acceder a la atención médica y ampliar oportunidades” de educación, por lo que se comprometió a apoyar las iniciativas de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) para agilizar el Programa para Colegios y Bibliotecas (E-Rate), financiado por el Fondo de Servicio Universal.

También afirmó que trabajará en acelerar “la expansión inalámbrica de la próxima generación” y a ofrecer más espectro de banda media, así como nuevas redes satelitales para ampliar el servicio de Internet.

La propuesta considera que una subasta de la banda C podría recaudar miles de millones que pueden invertirse en mejorar la conectividad rural. A la par, contempla simplificar las reglas para otorgar licencia de tecnología de banda ancha.

Otras de las ideas del candidato es restaurar la neutralidad de red, con el fin de garantizar una Internet abierta, y actualizar la infraestructura del sistema de emergencia 911 para responder de manera más eficiente a los problemas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here