Estados Unidos suspende aranceles a 6 países en disputa por impuestos digitales

Luego de un año de investigaciones, la representante comercial de Estados Unidos anunció la suspensión temporal de los aranceles a seis países en el contexto de la disputa internacional por los impuestos a los servicios digitales.

344

Luego de que a finales de marzo el gobierno de Estados Unidos amenazara con imponer sanciones comerciales a seis países por sus impuestos digitales, este miércoles anunció que suspenderá por seis meses los aranceles punitivos al Reino Unido, India, Turquía y tres países europeos mientras continúa la disputa por la tasación de las plataformas tecnológicas.

Esta decisión llega tras un año de investigación sobre la tasación de los servicios digitales por parte de sus socios comerciales que, según Washington, perjudicó a las gigantes tecnológicas estadounidenses como Apple, Amazon, Google y Facebook.

Estados Unidos nunca llegó a imponer realmente los aranceles del 25 por ciento, pero, además del Reino Unido e India, también estaban dirigidos a Austria, Italia, España y Turquía.

Este 2 de junio, en el cierre de las investigaciones de la Sección 301 de los impuestos sobre servicios digitales (DST, por sus siglas en inglés), la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Thai, anunció que la determinación final de la oficina a su cargo fue imponer aranceles a ciertos bienes de esos países, pero esta acción se suspenderá por 180 días.

La dependencia estadounidense explicó que tomó esta decisión para brindar tiempo adicional para completar las negociaciones multilaterales en curso sobre la tributación internacional en la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el G20.

“Estados Unidos está enfocado en encontrar una solución multilateral a una serie de problemas clave relacionados con la tributación internacional, incluidas nuestras preocupaciones con los impuestos a los servicios digitales”, declaró la representante comercial estadounidense, Katherine Thai.

“El país mantiene su compromiso de alcanzar un consenso sobre cuestiones tributarias internacionales a través de los procesos de la OCDE y el G20. Las acciones de hoy brindan tiempo para que esas negociaciones continúen avanzando mientras se mantiene la opción de imponer aranceles en virtud de la Sección 301 si se justifica en el futuro”, concluyó Thai.

La decisión se anunció dos días antes de una reunión programada para el viernes 4 de junio en Londres, en la que los ministros de Finanzas de los países del G7 discutirán sus posturas en aras de llegar a un acuerdo sobre el tema fiscal.

Después intentarán obtener el respaldo del G20 y los 38 estados miembros de la OCDE, el organismo que ha encabezado los esfuerzos por armonizar los impuestos digitales. Los líderes del G7 se reunirán a finales de junio, mientras que los ministros de Finanzas del G20 lo harán en julio.