Este es el paso a paso sobre cómo llevar Internet de calidad a las escuelas en Brasil

NIC.br y CIEB crearon una guía para ayudar a los administradores de escuelas públicas a diagnosticar la conectividad, planificar, contratar y monitorear la calidad de la conexión.

231

Ler em português

Brasil tiene varias iniciativas y políticas de cobertura de conectividad en el país, como el Fondo para la Universalización de los Servicios de Telecomunicaciones, pero el acceso a Internet en las instituciones educativas, especialmente en la red pública, está muy por debajo de lo satisfactorio.

La encuesta TIC Education 2020 mostró que las principales razones por las que las escuelas no tienen conexión a Internet son la falta de infraestructura escolar, la falta de infraestructura en la región y el alto costo del servicio.

Fue en este contexto que el proyecto Conectividad en la educación creó la Guía Conectividad en la educación – Paso a paso para la conectividad de las escuelas públicas brasileñas, lanzada esta semana. El documento, dirigido a gerentes de educación, fue coordinado por el Centro de Información y Coordinación de Punto BR (NIC.br) y el Centro de Innovación para la Educación Brasileña (CIEB).

“La guía se basa en cuatro pasos: diagnóstico, planificación, contratación y seguimiento”, explica Paulo Kuester Neto, analista de proyectos de NIC.br. En la primera parte, el documento brinda consejos sobre cómo evaluar la calidad de la conexión en la institución, la cobertura, los recursos y las tecnologías existentes.

Luego, la guía da orientación sobre la creación de un plan de conectividad para escuelas, definiendo los ambientes que deben estar conectados, velocidad, distribución de señales y objetos de contratación.

En el tercer paso, la instrucción es crear una estrategia de adquisición de conectividad. Finalmente, el texto brinda sugerencias sobre cómo establecer indicadores de desempeño para asegurar el funcionamiento e impacto de la solución contratada.

La acción es fundamental dada la importancia de Internet en el proceso de aprendizaje de los estudiantes. Un estudio de Economist Intelligence Unit (EIU) revela que el producto interno bruto de Brasil podría crecer un 3,8 por ciento para 2025 con la expansión de la conectividad en las escuelas.

Esto sería posible porque los recursos digitales en la educación pueden conducir a una mejor calidad, lo que abre las puertas a más oportunidades de empleo. Una fuerza laboral más educada, calificada y productiva contribuye al desarrollo económico del país.

Sin embargo, el documento enfatiza que, para que Internet tenga este impacto positivo en la educación, también es necesario considerar la inversión en la formación del profesorado para incorporar la tecnología en las prácticas pedagógicas; identificar e implementar recursos educativos digitales; y asegurar el acceso al equipo dentro y fuera de la escuela para uso de los estudiantes.

La Guía de Conectividad en la Educación cuenta con el apoyo de Abranet, Cisco, Ciga, Embratel, Fundación Lemann, Fundação Telefônica Vivo, Instituto Claro, Intelbras, Grupo Mulheres do Brasil, Oi Futuro y la Red Nacional de Educación e Investigación.

Mapa de conectividad en la educación

NIC.br también lanzó una nueva función para el Mapa de Conectividad en Educación, lanzado en marzo de este año. Ahora, la herramienta permite la extracción de informes de cada sistema escolar municipal y estatal del país.

“Realizamos estas y otras acciones en el área de la educación, siempre con el objetivo de contribuir, con los datos recolectados por nuestros medidores y encuestas, a la construcción de proyectos y políticas públicas que promuevan cada vez más la inclusión digital de los educadores y estudiantes brasileños”, explica Demi Getschko, CEO de NIC.br.