Estos ocho países de América Latina han liberado espectro en 3.5 GHz para 5G

Un nuevo estudio de la GSMA identifica diversos desafíos para que la región avance en la liberación de la banda y su posterior licitación.

0
763

Al menos ocho países latinoamericanos, de una muestra de 11, ya han liberado mínimo 100 MHz en la banda de 3.5 GHz (3.3 A 3.8 GHz) para el desarrollo de redes 5G: Chile, México, Colombia, Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana y Uruguay. En tanto, Argentina, Brasil y Guatemala todavía no han despejado las frecuencias.

La banda de 3.5 GHz ya se utiliza en una buena parte de los despliegues de la tecnología de quinta generación a nivel mundial y ya cuenta con el mayor ecosistema de dispositivos, por lo que liberar el uso del rango es clave para el futuro éxito de 5G, señala un nuevo estudio de la GSMA.

Todas las naciones han considerado entre 300 a 500 MHz en esta banda para la implementación de banda ancha móvil, pero aún enfrentan diversos desafíos para liberar las frecuencias necesarias y, posteriormente, licitarlas.

Entre estos retos, la GSMA identifica algunos de índole político relacionados con el compromiso del gobierno para respaldar a 5G como un facilitador de las economías digitales; preparar una estrategia formal para el desarrollo de la nueva tecnología, con un calendario y directrices; identificar desafíos de reglamentación y eliminar barreras; y llegar a acuerdos con las industrias, incluidas otras que son usuarias en la banda.

Otros pendientes de carácter regulatorio son la armonización regional e internacional de las disposiciones de frecuencia, lo que incluye actualizar las tablas nacionales de asignación; definir un marco normativo para la asignación de espectro; revisar los costos del recurso radioeléctrico, dando prioridad a los beneficios socioeconómicos; evaluación de los actuales topes de tenencia espectral, y finalizar de manera adecuada el reordenamiento del rango de 3.5 GHz.

Por último, en los desafíos de naturaleza técnica la organización enumera la negociación con los usuarios actuales de la banda y su migración; evitar interferencias perjudiciales en el rango; definir un tamaño mínimo de los bloques que se ofrecerán a 5G; concretar acuerdos transfronterizos y de sincronización entre países y a nivel nacional.

Aún no existe ningún mercado que haya concedido licencias en el rango de 3.3 a 3.8 GHz para 5G, pero la mayoría tiene una tendencia hacia la liberación y este espectro será su punto de partida en el despliegue comercial. La GSMA prevé que Chile, Brasil, México y Colombia serán los primeros en asignar las frecuencias hacia 2021.

Incluso el país chileno ya lanzó bases de licitación para este espectro y otras bandas. Brasil también estableció directrices para la subasta de la banda de 3.5 GHz, a fin de llevarla a cabo en el primer trimestre del año que viene; sin embargo, se están diseñando mejores filtros para que los sistemas móviles y la televisión por satélite puedan coexistir.

En el caso de Argentina, por ejemplo, no hay rangos libres ni espectro atribuido a título primario a los servicios móviles; aún falta definir la nueva agenda de espectro con una hoja de ruta para 5G, y probablemente la banda de 3.3 a 3.6 GHz no estará disponible para su asignación previa al 2022.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here