Plataformas

El COVID-19 y el aislamiento le agregaron un desafío importante a todos los operadores de redes, ante el confinamiento de las personas que hicieron disparar notablemente el consumo de datos por la teleducación y el teletrabajo, al que se le sumó el entretenimiento por video streaming y juegos online. Sin embargo, la con presencia en Bogotá y

“Esta transformación digital forzosa ha sido muy interesante sobre todo en la capacidad de nuestra red. Hemos experimentado desde el inicio de la cuarentena el incremento del tráfico de datos del 37% que se ha nivelado entre el 34% y 32% y nos implicó una serie de cambios en la infraestructura”, describió Sergio González, presidente de Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), que con las medidas de aislamiento social en Colombia por el coronavirus, reveló que el volumen de tráfico mensual de internet se intensificó hasta un 56 % en abril con respecto a enero de 2020.

“Este crecimiento hizo internamente que aumentáramos la capacidad total de la estructura en un 60%, aunque hoy ya se mantiene estable. Mientras cuadruplicamos la capacidad de los canales internacionales”, agregó el directivo de la empresa bogotana, que aún sigue monitoreando las redes e informó que el pico de tráfico se observa entre 6 PM y 9 PM, donde lo más consumidos es FacebookNetflix y YouTube.

Sin embargo, la emergencia sanitaria y toda la digitalización han demostrado la capacidad de la infraestructura de telecomunicaciones en Colombiano no es solo de ETB sino de todo el sector del país, donde las operaciones lograron muy rápidamente y en tan solo una semana, ampliar su capacidad ya que masivamente todos los usuarios se replegaron en las casas donde se realizan diversas tareas como telestudio, trabajo, entretenimiento, etc.

“Tenemos en el país una red robusta y redundante. Gracias a esto, las redes han podido mantener en buenas condiciones los servicios. Con esta capacidad y una vez superado esta contingencia por esta transformación o digitalización de los procesos que estamos viendo abruptamente, no creo que la demanda vaya a bajar a los niveles anteriores al confinamiento. Quizás un promedio entre los niveles actuales y los de principios de año”, comentó Gutiérrez.

Sin embargo, el incremento de infraestructura trae costos adicionales: “El 80% de los costos de las empresas de telecomunicaciones son en dólares, tanto en recursos de inversión como operaciones, que ante la volatilidad del tipo de cambio es un costo adicional que ni siquiera fue trasladado a los clientes”, explicó.

“Además a estos costos adicionales y ampliación de capacidades se le suman contribuciones del 2,2% trimestrales para el FUTIC que  ponen en riesgo la sostenibilidad de todas las empresas. Si esto no lo ajustamos en adelante comenzaremos a tener una crisis en la industria que sostienen las telecomunicaciones del país”, argumentó el titular de ETB, haciendo hincapié en que se deben alivianar las cargas fiscales como el FUTIC y reducción de IVA para los clientes.

“Si bien la nueva ley de TICs mejoró y dio un salto importante en Colombia, creo que debería haber una simplificación regulatoria por la diferentes cargas de los entes reguladores por un exceso de reglamentaciones”, agregó.

A futuro, ETB tiene como foco la expansión de fibra en Bogotá, donde hoy alcanza el 70% de cobertura de hogares y esperan que llegue al 90% en la capital colombiana a fines de 2020, para ampliar a más hogares su oferta de internet hasta 300Mbs.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here