Después de las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, las plataformas de redes sociales como Facebook y Twitter comenzaron a implementar etiquetas en algunas noticias falsas, las cuales fueron implementadas como solución para que los lectores pudieran identificar el contenido falso y evitaran compartirlo con sus amigos.

Sin embargo, nuevo estudio realizado por investigadores del MIT descubrió que este etiquetado provoca que las personas consideren como verdaderas otras historias falsas no etiquetadas, inconscientemente.

“Poner una advertencia sobre algún contenido te hará pensar, hasta cierto punto, que todo el otro contenido sin la advertencia podría haber sido verificado”, declararon David Rand y el profesor Erwin H. Schell de la escuela de negocios MIT Sloan.

El estudio fue realizado con un total de 6 mil 739 residentes de Estados Unidos, quienes recibieron una serie de titulares de noticias falsas y verdaderas en un formato estilo Facebook.

En la prueba, los participantes decidieron compartir el 29.8 por ciento de las historias falsas que les fueron dadas. Pero esta cifra cayó al 16 por ciento, cuando una noticia tenía la etiqueta de contenido falso.

No obstante, los investigadores notaron el “efecto de verdad implícita” cuando el 36.2 por ciento consideró compartir las noticias falsas que no mostraban una advertencia de contenido falso.

Según el estudio, el etiquetado produce un “efecto de verdad implícita”, que es “perfectamente racional” para los lectores, ya que existe esta ambigüedad sobre si las historias sin etiqueta han sido verificadas o no.

Los investigadores proponen como solución para erradicar este problema que las plataformas utilicen también las etiquetas de contenido verificado para las historias que son realmente verdaderas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here