EUA clava su propio ataúd en liderazgo tecnológico global, advierte ex CEO de Google

0
282

Aunque la pasada licitación de espectro en Estados Unidos (Subasta 107) se consideró un éxito al haber recaudado más de 80 mil millones de dólares por la banda C, Eric Schmidt, ex CEO de Google, considera que este enfoque en la recaudación representa un riesgo para el liderazgo del país en los avances de conectividad, por lo que llamó a explorar nuevas alternativas que se enfoquen en el despliegue de infraestructura.

En una columna escrita para el Financial Times, Schmidt advirtió que el alto costo de la subasta por la banda C (3.7GHz a 4.2GHz) fue un “revés digital que Estados Unidos y sus aliados no pueden permitirse”, ya que el proceso no impuso ningún tipo de obligación a los ganadores para el rápido despliegue de infraestructura.

Señaló, incluso, que “las enormes sumas que los ganadores pagaron por el espectro reducirán su capacidad financiera para utilizarlo realmente. En cambio, probablemente resultará en desinversión y recortes”.

Advirtió que Estados Unidos está siguiendo el camino de Europa, en donde el espectro radioeléctrico para 3G se asignó bajo criterios recaudatorios, provocando un servicio caro y de baja calidad, además del retraso del continente en la modernización a redes 4G.

Schmidt, que ahora dirige la consultora Schmidt Futures, consideró que el 5G desplegado en EE. UU. se trata más de “una estrategia de marketing que un verdadero cambio hacia adelante”, lo que seguramente provocará que la siguiente generación de servicios y componentes digitales se desarrollen en China, que tiene un mayor avance en el despliegue de 5G.

En ese sentido, el directivo sugirió al Congreso de Estados Unidos que los recursos obtenidos por la subasta deberían ser distribuidos a los estados para ayudar a financiar la expansión de la red; propuso también incorporar requisitos de construcción de redes para los ganadores en subastas futuras, y explorar otras formas de incentivar el rápido despliegue de infraestructura, incluyendo compartición del espectro.

“La Subasta 107 ha puesto lo que puede ser el penúltimo clavo al ataúd del liderazgo tecnológico global de Estados Unidos. Los legisladores deben considerar todos los medios necesarios para impulsar la infraestructura digital en vez de enfocarse en llenar los cofres del gobierno”, sentenció Schmidt.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here