La lista de negra de Donald Trump contra empresas chinas podría extenderse a las compañías Hikvision y Zhejiang Dahua Technology, las cuales se especializan en videovigilancia y podrían verse privadas de todas las tecnologías y software de EE.UU.

Según fuentes de Bloomberg, la preocupación del gobierno estadounidense es debido a la represión que se produce en China contra de la minoría uigur, en la parte occidental del país. Con ayuda de las cámaras Hikvision o Dahua, equipadas con capacidades de reconocimiento facial, pueden usarse en el el espionaje y la vigilancia.

Las acciones de las dos compañías chinas, que cotizan en la bolsa de valores de China, cayeron después de la acusación, registrada por primera vez por el New York Times, de haber ayudado al gobierno de Beijing a facilitar la persecución de la minoría uigur, de religión islámica, en la región occidental de Xinjinag.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here