Un grupo bipartidista de Washington presentó un proyecto de ley que contempla subvencionar con 700 millones de dólares a los proveedores de telecomunicaciones rurales para que puedan retirar los equipos Huawei de sus redes, luego del veto de Donald Trump a la empresa china.

La Asociación Inalámbrica Rural, que representa a los operadores con menos de 100 mil suscriptores, calcula que 25 por ciento de sus miembros utilizan la tecnología de Huawei y ZTE en sus redes. Reemplazarla costaría entre 800 y mil millones de dólares.

Las empresas rurales habían elegido a los proveedores de China porque generalmente sus conmutadores y otros equipos son menos costosos. Esto les permite brindar sus servicios en las zonas alejadas.

Además, la legislación busca que los equipos de ambas compañías chinas queden fuera del lanzamiento de redes 5G, ya que fueron acusadas por Estados Unidos de  trabajar con el gobierno de su nación con fines de espionaje, lo que “amenaza la seguridad nacional”.

Los principales legisladores en respaldar la propuesta son Mark Warner, quien está al frente del Comité de Inteligencia del Senado, y Roger Wicker, presidente republicano del Comité de Comercio del Senado.Por ahora, Huawei y otros 70 afiliados tienen un periodo de suspensión para la medida del gobierno de EE.UU. que prohíbe a compañías nacionales negociar con ellos; sin embargo, varias empresas de todo el mundo siguen rompiendo lazos comerciales con el proveedor chino.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here