La Comisión Europea (CE) adoptó el Reglamento de Implementación para desplegar pequeñas antenas para redes 5G, con límites de exposición para la población 50 veces más bajos de lo que la evidencia científica internacional “sugeriría que tiene algún potencial efecto sobre la salud”.

El reglamento, que especifica las características físicas y técnicas de las small cells para redes de quinta generación, tiene por objetivo ayudar a simplificar y acelerar las instalaciones de red, al tiempo que garantiza que las autoridades nacionales mantengan la supervisión.

“El Reglamento de aplicación garantiza la protección de la salud pública contra la exposición a campos electromagnéticos, así como la integración visual de células pequeñas. Los puntos de acceso inalámbrico pequeños deben garantizar la protección de la salud y la seguridad de las personas, adhiriéndose a los estrictos límites de exposición de la UE, que, para el público en general, son 50 veces más bajos de lo que la evidencia científica internacional sugiere que podría tener algún efecto potencial sobre la salud”, sostiene la CE.

Además, para garantizar una amplia aceptación pública de la medida, el documento aborda la apariencia óptica de las celdas pequeñas para evitar el desorden visual. También establece las especificaciones para una instalación coherente e integrada, al tiempo que proporciona a las autoridades nacionales los medios para supervisar el despliegue de células pequeñas.

Asimismo, aclara que, para fomentar el despliegue de 5G, estas antenas deberán estar exentas de cualquier permiso individual de planificación urbana u otros permisos previos individuales.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here