El Comité de Transporte del Parlamento Europeo rechazó una propuesta de la Comisión Europea para que la tecnología Wi-Fi sea el método principal para conectar vehículos.

La Comisión tiene una preferencia por los sistemas cooperativos de transporte inteligente (C-ITS, por sus siglas en inglés) basado en Wi-Fi 802.11p, que le daría a Volkswagen y Renault una ventaja sobre Daimler, Ford y PSA Group, que respaldan el estándar C-V2X.

Una cláusula que requiere que se modifiquen las nuevas tecnologías para que sean compatibles con la tecnología más antigua ha provocado alarma en la industria de las telecomunicaciones, que está apoyando el estándar 5G, y otras partes involucradas.

El Comité de Transporte dijo que la cláusula frenaría la innovación.

Finlandia acusó a la Comisión Europea de excluir la tecnología 5G de su inclusión en las medidas. “Creemos firmemente que Europa podría tener una penetración más amplia y una implementación más rápida al dar una oportunidad a todas las tecnologías. Esto no comprometería la seguridad.”

Antes de que el comité votara sobre la propuesta, ETNO y la GSMA enviaron una carta a los funcionarios en la que instaron a un cambio de dirección.

En un comunicado, Alessandro Gropelli, director de Estrategia y Comunicaciones de ETNO, dijo que los ingenieros, en lugar de los reguladores, estaban mejor posicionados para seleccionar tecnologías, destacando las recientes pruebas exitosas de tecnologías basadas en celulares de Audi, Ericsson y Qualcomm.

Gropelli hizo un llamado al Parlamento Europeo y al Consejo para que aprovechen una “oportunidad única” para cambiar la dirección del proceso.

“Debemos asegurarnos de que el sector automotriz de Europa tenga la opción de abarcar también tecnologías orientadas al futuro como 5G, si lo desea. Estar atrapado en el carril lento no puede ser una opción en los mercados globales de hoy”, agregó.

Por su parte, el grupo de cabildeo 5GAA expresó que el impulso de Wi-Fi va en contra de la campaña de la Comisión para promover actividades basadas en 5G e impulsar el crecimiento económico.

Anteriormente, la GSMA había rechazado la decisión de seleccionar la tecnología C-ITS, ya que corría el riesgo de socavar el futuro de 5G de Europa, debido a que la tecnología es obsoleta.

El Parlamento votará sobre la propuesta de la Comisión el 17 de abril.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here