Los principales líderes europeos se resisten a las demandas estadounidenses de excluir por completo a Huawei en el despliegue de la red 5G, luego del último golpe del presidente Donald Trump contra la empresa china para frenar su acceso a las telecomunicaciones y proveedores estadounidenses.

Emmanuel Macron fue el primero en declarar que no tiene la intención de bloquear el equipo 5G de Huawei en Francia. “Nuestra perspectiva no es bloquear a Huawei ni a ninguna compañía”, dijo el mandatario en una conferencia de tecnología en París.

La canciller alemana Angela Merkel dejó en claro que todas las compañías que quieran desplegar 5G deberán apegarse a los criterios del gobierno. En marzo, Alemania impuso regulaciones estrictas para los proveedores de telecomunicaciones.

Por su parte, el gobierno británico acordó permitirle a Huawei un papel limitado en la construcción del 5G, excluyendo sus equipos del núcleo de la red, pero sí permitirle suministrar antenas y otras funciones menos sensibles.

Aunque el Reino Unido aún no toma una decisión clara, el vocero de la primer ministra Theresa May dijo que, “en relación con Huawei, están revisando el enfoque de política correcto para 5G”.

Huawei, por su parte, ha negado varias veces que sus equipos tengan puertas traseras para espionaje del gobierno chino y garantiza que sus productos son seguros.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here