Anthony Levandowski, exjefe de la unidad de Tecnología Autónoma de Uber Technologies, tendrá que pagar 179 millones de dólares a Google, luego de resultar culpable por robo de secretos comerciales a su unidad de negocio Waymo.

Levandowski dejó Alphabet, de Google, en 2016, para formar su propia startup de camiones autónomos Otto. Meses después, Uber adquirió Otto por 700 millones de dólares y Google procedió con la demanda contra su exingeniero, que concluyó con el compromiso de Uber  de pagar más de 244 millones de dólares a Google.

De acuerdo con las cláusulas de su contrato con Uber, el servicio de transporte debería de correr con los gastos honorarios legales de Levandowski, incluidas las sentencias en su contra; sin embargo, Uber señaló que la responsabilidad de los honorarios está “sujeta a una disputa entre las dos partes”, en una presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU.

Tras la decisión judicial del pago, Levandowski solicitó protección por bancarrota, bajo el argumento de que tiene menos de 100 millones de dólares en activos personales.

Waymo advirtió que “continuará tomando las medidas necesarias para garantizar que nuestra información confidencial esté protegida”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here