Fabricantes taiwaneses de chips seguirán nuevas reglas económicas de EE. UU.

Continúa la guerra tecnológica y comercial entre China y Estados Unidos, ahora con la adopción de las nuevas reglas económicas del país norteamericano por parte de las compañías tecnológicas taiwanesas, las cuales ocupan un lugar preponderante en la cadena de suministro de semiconductores a nivel mundial

0
212

El gobierno de Taiwán anunció este miércoles que sus compañías de chips se adherirán a las nuevas reglas de Estados Unidos, luego de que esta semana Washington agregara a siete empresas chinas de supercomputación a una lista negra económica y un fabricante de semiconductores con sede en Taipei detuviera los pedidos a una de esas entidades.

Las compañías tecnológicas taiwanesas son importantes proveedoras de semiconductores a nivel mundial, y el Ministro de Economía, Wang-Mei-hua, dijo que adoptarían las nuevas medidas acordadas por Taiwán y Estados Unidos.

“Nuestras empresas, ya sean productoras o exportadoras, deben estar de acuerdo con las reglas de nuestro país. Por supuesto, Estados Unidos tiene nuevas reglas, y nuestras compañías prestarán atención y cumplirán con los criterios clave de las reglas estadounidenses”, declaró ante los medios.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos alegó que las siete empresas chinas estaban “involucradas en la fabricación de supercomputadoras utilizadas por agentes militares de China, esfuerzos desestabilizadores de modernización militar y armas de destrucción masiva.

Las empresas y otros organismos que figuran en la Lista de Entidades de EE. UU. son obligadas a solicitar licencias a la Oficina de Industria y Seguridad (BIS, por sus siglas en inglés), las cuales enfrentan un estricto escrutinio al pedir artículos de proveedores estadounidenses.

Esta medida estadounidense se produce en un contexto de crecientes tensiones geopolíticas con China por Taiwán. El gigante asiático no ha dejado de ejercer presión para mantener bajo su control a la isla gobernada democráticamente.

También ocurre en medio de la escasez global de chips que ha colocado a Taiwán al centro del escenario en la cadena de suministro de tecnología.

El pasado martes, la taiwanesa Alchip Tecnhologies Ltd. anunció que había detenido la producción de todos los productos relacionados con Tianjun Phytium Information Technology, que está en la nueva lista de EE. UU.

Mientras que el South China Morning Post de Hong Kong informó que Taiwan Semiconductor Manufacturing Co (TSMC), el mayor fabricante de chips por contrato del mundo, también había suspendido los nuevos contratos de Phytium, y la compañía taiwanesa no ha desmentido la noticia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here