Como se había anunciado desde finales de 2019, Facebook ha puesto en marcha sus nuevas políticas de contenido para regular la propaganda política. Las nuevas funciones, que también aplicarán en Instagram, tienen como objetivo disminuir la saturación de anuncios, a semanas de arrancar la temporada electoral en Estados Unidos.

La biblioteca de anuncios permite a los usuarios acceder a un archivo público con todos los anuncios de los políticos y las campañas vigentes y pasadas publicadas en Facebook e Instagram. Además, la red social anunció que está trabajando para agregar herramientas de filtrado de contenido que permitirá medir la efectividad de las campañas, detallando datos como tamaño de la audiencia, fechas y regiones alcanzadas.

“Estamos actualizando nuestra biblioteca para aumentar el nivel de transparencia que brinda a las personas y darles más control sobre los anuncios que ven”, destacó Facebook en un comunicado.

Las características de transparencia ampliadas se implementarán en el primer trimestre de 2020 y se aplicarán en primer lugar en EE.UU. desde el inicio del verano, para finalmente expandir las herramientas a más ubicaciones.

Facebook también aprovechó la oportunidad para comparar su iniciativa con otras plataformas de contenido como Twitter y Google. “A diferencia de Google, hemos optado por no limitar la orientación de estos anuncios. Consideramos hacerlo, pero a través de un amplio alcance y consultas escuchamos sobre la importancia de estas herramientas para llegar a audiencias clave.

“En última instancia, no creemos que las decisiones sobre anuncios políticos deberían ser tomadas por compañías privadas de forma individual, por lo que estamos abogando por una regulación que se aplique en toda la industria”, añadió.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here