El debate en Australia, que pretende que plataformas como Facebook y Google paguen a los medios de comunicación por utilizar su contenido, podría tener efectos negativos para los pobladores. Uno de ellos es el de Facebook, quien amenazó con dejar de permitir que los editores y usuarios compartan noticias –tanto nacionales como internacionales– en sus servicios dentro de Australia.

De acuerdo con la compañía, la ley propuesta no tiene precedentes en su alcance y busca regular todos los aspectos de cómo las empresas de tecnología hacen negocios con los editores de noticias. Asimismo, sostiene que Australia pretende que Facebook pague a las organizaciones de noticias por contenido que los editores colocan voluntariamente en sus plataformas.

“Las noticias representan una fracción de lo que la gente ve en su sección de noticias y no es una fuente significativa de ingresos para nosotros”, asentó el gigante tecnológico.

La compañía también mencionó que durante los primeros cinco meses de 2020 se enviaron cerca de 2 mil 300 millones de clics desde el news feed de Facebook a los sitios web de noticias australianos sin cargo adicional, es decir, un tráfico de un valor estimado a 200 millones de dólares australianos.

Pese a que las noticias serán suprimidas, Facebook agregó que los productos y servicios que permiten que sus usuarios en Australia se conecten no se verán afectados por la decisión, además de que continuarán trabajando de cerca con el gobierno y reguladores. Sin embargo, señaló que “una regulación exitosa, como el mejor periodismo, se basará y se construirá en hechos. En este caso, no lo es”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here