Facebook dijo en un comunicado publicado el martes que restringirá el acceso a Facebook Live por un tiempo determinado a quienes compartan contenido extremista o violento.

Después de tres meses del atentado en dos mezquitas de Nueva Zelanda, donde un tirador mató a 51 personas, la compañía ha tomado medidas disciplinarias para combatir el extremismo en la red social.

Facebook aún no especifica los delitos que serán elegibles para su nueva política o el tiempo que durarán la suspensiones; sin embargo, dijo que planea extender las restricciones a otras áreas, como la publicación de anuncios en la plataforma.

La decisión de Facebook de limitar la transmisión en vivo surge como primera iniciativa de la red social para contribuir con la conocida, “Llamada a la acción de Christchurch”, que pretende combatir el uso de Internet como herramienta para grupos terroristas.

La convocatoria se llevó a cabo este miércoles en París, donde se reunieron desde líderes mundiales hasta gigantes de la tecnología, entre ellos Facebook, Google y Twitter.

La reunión fue liderada por Emmanuel Macron y se pautó redactar un acuerdo por parte de los gobiernos de Francia y Nueva Zelanda para prevenir abusos en Internet similares al atentado de Christchurch.

En el acuerdo, las compañías tecnológicas se comprometieron a tomar medidas para prevenir la propagación de contenido violento o de carácter terrorista; también se responsabilizan a reducir el riesgo de que dicho contenido se transmita en vivo.

Por su parte, Facebook, quien ha recibido las críticas más duras por su mal uso de los datos, dijo que invertirá 7.5 millones de dólares para mejorar sus algoritmos que se encargan de encontrar contenido manipulado.

“Hay mucho más trabajo por hacer, pero me complace que Facebook haya tomado medidas adicionales hoy (…), y espero una colaboración a largo plazo para hacer que las redes sociales sean más seguras”, dijo Jacinda Ardern, primer ministra de Nueva Zelanda.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here