El boicot publicitario contra Facebook agregó este fin de semana dos nuevos integrantes a las filas de la campaña Stop Hate for Profit. Coca-Cola y Starbucks anunciaron que detendrán la publicidad digital dentro de todas las redes sociales, y este tiempo lo utilizarán para revisar sus políticas contra el discurso de odio en línea.

James Quincey, CEO de Coca-Cola, dijo en un comunicado que la compañía detendrá 30 días la publicidad en todas las plataformas de redes sociales con fecha de inicio el 1 de julio. “Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestras políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones”. La medida no sólo afectará a Facebook e Instagram, sino que además otras plataformas como Twitter y YouTube se verán afectadas.

Paralelamente, Starbucks anunció también la suspensión de la publicidad en todas las redes sociales, “mientras continuamos las discusiones internamente, con nuestros socios de medios y con organizaciones de derechos civiles en un esfuerzo por detener la propagación del discurso de odio”.

Otras marcas, como The North Face, Verizon y Patagonia, se han unido al boicot publicitario organizado por la Liga Anti-Difamación, la NAACP y otras organizaciones que reprueban la postura de no intervención de Facebook respecto al discurso de odio y la incitación a la violencia.

Al inicio de las protestas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el representante Matt Gaetz hicieron pronunciamientos por medio de redes sociales que incitaban y glorificaban la violencia. Twitter marcó los comentarios hechos por los políticos; sin embargo, Facebook se negó a marcar o retirar el post de Trump, argumentando que las plataformas de redes sociales no podían servir como árbitros de la verdad, además de que el post hecho por el mandatario no infringía sus políticas.

No obstante, la presión y la suma de cada vez más marcas al movimiento ha hecho que Facebook repiense las políticas y haga cambios dentro de su estructura.

Mark Zuckerberg, CEO del gigante de las redes sociales, señaló en un post dentro de su muro que la compañía repensará las políticas, en principio para ayudar a que las elecciones estadounidenses de este año se efectúen con conciencia y evitando, en la medida de lo posible, las noticias falsas y su difusión.

Recomendado: Facebook publicó las acciones que tomará en beneficio de la comunidad negra

Facebook asentó que prohíbe las declaraciones falsas para desalentar la votación. “Prohibiremos las publicaciones que hagan afirmaciones falsas que indiquen que los agentes de ICE están buscando documentos de inmigración en los lugares de votación”.

Asimismo, señaló que marcará las publicaciones de “interés periodístico” de los políticos que infrinjan las reglas, aunque las personas podrán seguir compartiendo el contenido marcado.

Zuckerberg también resaltó que la compañía invierte en sistemas de Inteligencia Artificial y equipos de revisión humana, por lo que ahora se identifica el 90 por ciento del discurso de odio, incluso antes de ser informados. Señaló, además, que sus medidas superan a otras plataformas como Twitter y YouTube.

En relación al discurso de odio e incitación a la violencia, la red social señaló que “no hay exención de interés periodístico para el contenido que incita a la violencia o suprime la votación. Incluso si un político o un funcionario del gobierno lo dice, si determinamos que el contenido puede conducir a la violencia o privar a las personas de su derecho al voto, eliminaremos ese contenido”.

El viernes pasado, las acciones de Facebook cayeron más de 8 por ciento, afectando 50 mil millones de dólares de su valuación en el mercado.

Zuckerberg señaló que continuarán trabajando en sus políticas y trabajando con expertos externos y organizaciones de derechos civiles “para ajustar nuestro enfoque a medida que surjan nuevos riesgos”, reafirmando el compromiso de eliminar cualquier cosa que incite al odio o suprima la votación, “sin importar de dónde venga”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here