Facebook consolida su modelo de negocio con un aumento en los ingresos de más del 30% en el tercer trimestre del año

La compañía de Zuckerberg afronta el escrutinio público por la falta de control sobre los contenidos de su red social, según documentos revelados por un consorcio de medios

157

El País-Maria Antonia Sanchez-Vallejo

No parece haber crisis de reputación capaz de frenar la pujanza de Facebook. El mismo día que las políticas de la tecnológica quedaban en entredicho por la revelación de una serie de documentos internos acerca de la publicación, a sabiendas, de contenido polémico o violento en la red social, la compañía ha reiterado este lunes el éxito de su gestión, al anunciar un incremento de ingresos del 35% en el tercer trimestre del año, hasta los 29.000 millones de dólares, con un beneficio de 9.200 millones de dólares, un 17% más que en el mismo periodo de 2020. Los usuarios activos mensuales aumentaron un 6% interanual hasta los 2.910 millones, ligeramente por debajo de las estimaciones previstas de 2.980 millones.

Los resultados muestran la consolidación del modelo de negocio de la compañía, así como su sólido desempeño financiero, gracias a la pandemia de coronavirus, que catapultó la comunicación virtual. Entre julio y septiembre, los ingresos por publicidad, responsables de la mayor parte de las ganancias de Facebook, crecieron un 33%, hasta 28.300 millones de dólares. El mayor incremento, no obstante, se registró en otras partidas, como las ventas del hardware Oculus de realidad virtual, con un 195%, hasta 734 millones.

“Hemos progresado bien este trimestre y nuestra comunidad sigue creciendo”, ha manifestado Mark Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de la compañía. “Estoy entusiasmado con nuestra hoja de ruta, especialmente en lo relativo a los creadores, el comercio y la ayuda necesarios para construir el metaverso”. El metaverso es la próxima frontera de las tecnológicas, un universo creado en el ciberespacio al que se accede por realidad virtual (mediante unas gafas como las Oculus) y en el que, idealmente, se deberá poder viajar a través de diferentes experiencias de forma compartida con otros millones de usuarios. Zuckerberg se ha mostrado convencido de que Facebook será conocida como la “empresa del metaverso” en los próximos años.

Pero curándose en salud, y ante las sombras aventadas por los llamados papeles de Facebook, la tecnológica ha advertido de que el crecimiento de la empresa puede moderarse en el trimestre en curso a causa de los cambios en la política de privacidad de Apple, el enésimo obstáculo para la compañía de redes sociales tras la vasta ofensiva judicial que, hasta la fecha, ha conseguido evitar. Se desconoce si la previsión de moderación en los ingresos de este trimestre contempla también el efecto potencialmente dañino que encierran las revelaciones publicadas por un consorcio de medios internacionales, y que han escudriñado aún más las actividades de la compañía fundada por Mark Zuckerberg.

Según el anuncio hecho público este lunes, Facebook espera hasta finales de año unos ingresos comprendidos entre 31.500 y 34.000 millones, por el freno que supone el requisito de Apple de que las aplicaciones obtengan un permiso explícito para rastrear a los usuarios de cara a la comercialización de anuncios ad hoc. A la potencial merma originada por la exigencia de Apple, se suma el hecho de que a partir del cuarto trimestre la firma de Zuckerberg planea desglosar los resultados de su unidad Facebook Reality Labs, responsable de sus productos de realidad virtual y aumentada, del resto del negocio. La inversión en esta unidad puede detraer unos 10.000 millones de sus ganancias operativas este año.