Facebook enfrenta acusaciones por dañar la salud mental de niños, saberlo y ocultarlo

El Senado de EE.UU. citó a la jefa de Seguridad Global de Facebook para rendir cuentas sobre el efecto tóxico que Instagram provoca en niños y adolescentes.

291

El Senado de Estados Unidos acusó a Facebook de causar daños a la salud mental y emocional de niños y adolescentes, estar consciente de ello y ocultar la información. Por eso, este jueves, la jefa de Seguridad Global de la empresa, Antigone Davis, fue llamada a un interrogatorio ante el subcomité de Protección al Consumidor del Senado.

Los legisladores advirtieron que la gigante tecnológica escondió una investigación interna que muestra cómo su red social Instagram afecta a los niños y adolescentes, haciéndolos sentir mal por su imagen o influyendo en que consideraran el suicidio, y no actuó para resolverlo. 

Durante una primera audiencia en el Senado, que el Washington Post transmitió en vivo, los legisladores dijeron que Facebook prefirió el crecimiento de su plataforma aprovechando las vulnerabilidades de los niños, por encima de poner remedios a los estragos que ha estado causando.

También exigieron a la compañía tecnológica que haga transparente todos los resultados de su indagatoria, pues hasta ahora sólo se ha conocido una parte. El Wall Street Journal publicó una serie de historias en septiembre acerca de los daños que estaban sufriendo los niños que usan Instagram, basada en una filtración de la investigación de Facebook. Esto impulsó a los senadores a citar a la empresa.

Los niños y adolescentes asiduos a la red social presentaron problemas de salud mental como distorsiones o preocupación excesiva por su imagen corporal, trastornos de alimentación y pensamientos suicidas, según los datos que se han conocido hasta ahora.

También lee: Instagram es la red social más tóxica para adolescentes

Antigone Davis trató de sortear las duras críticas de los legisladores minimizando los resultados. Afirmó que la investigación interna en realidad se cuestionaba la idea de que Instagram es tóxico para los niños y se hizo para buscar crear experiencias más positivas.

Davis señaló que sólo 0.5 por ciento de los adolescentes había conectado una idea suicida a Instagram, y que ocho de cada 10 afirman tener una experiencia positiva o neutral en la aplicación. La jefa de Seguridad Global de Facebook apuntó que los hallazgos no mostraron un panorama tan grave como el que dibujaban los senadores o los reportes del Wall Street Journal.

En medio de esta polémica, y previo al interrogatorio de Davis, la empresa detuvo el lanzamiento de Instagram Kids para los menores de 13 años. En un blog, el Director de Instagram, Adam Mosseri, escribió que se tomaría más tiempo para generar una experiencia apropiada para los niños

Mosseri aseguró: “Esto nos dará tiempo para trabajar con padres, expertos, legisladores y reguladores, escuchar sus preocupaciones y demostrar el valor y la importancia de este proyecto para los adolescentes más jóvenes en línea hoy”.

Facebook ya había recibido cuestionamientos por su manejo a favor de la protección de los niños, quienes, según la compañía, en teoría no pueden crear una cuenta en la red social.

La idea de lanzar la versión infantil de Instagram sería una supuesta solución. Sin embargo, de nuevo la empresa es blanco de acusaciones por malas prácticas comerciales que afectan la integridad de las personas, la privacidad e incluso fomentan los discursos de odio.