Facebook prefiere las ganancias a la seguridad de los niños: denunciante

La extrabajadora que denunció a Facebook por ocultar los daños que ocasiona en los niños reveló su identidad y afirmó que la red social tiene las peores prácticas comerciales.

253

Este domingo en el programa 60 Minutes de CBS News, Frances Haugen reveló su identidad como “Sean”, la extrabajadora de Facebook que filtró la investigación interna sobre los daños que la red social Instagram ha ocasionado en niños y adolescentes.

“Lo que vi en Facebook, una y otra vez, fue que había conflictos de interés entre qué era bueno para el público y qué era bueno para Facebook, y Facebook escogió siempre optimizar su interés y hacer más dinero”, afirmó.

Haugen tenía acceso a miles de documentos que comprueban que la empresa de Internet sabía sobre los efectos tóxicos que su red social propicia entre los niños y adolescentes, relacionados con tener imágenes distorsionadas de su cuerpo, problemas alimenticios e incluso pensamientos suicidas.

Así que decidió reunir suficientes pruebas y divulgar la información entre los medios de comunicación y congresistas. Haugen trabajó como gerente de Producto durante casi dos años en Facebook, donde aseguró haber visto las peores prácticas comerciales, pues antes también estuvo en empresas tecnológicas como Google y Pinterest.

Facebook difunde que está haciendo progresos para combatir la desinformación, los discursos de odio y la violencia de sus redes sociales; sin embargo, le miente al público, en realidad no actúa para proteger a la sociedad y se beneficia del contenido dañino, aseguró Haugen en el programa televisivo.

Cuando decidió denunciar a la compañía, Haugen acudió a Whistleblower Aid, una organización sin fines de lucro que ayuda a exponer posibles infracciones a la ley. The Wall Street Journal fue el primer medio que comenzó a publicar los hallazgos de la filtración, compartiendo historias de adolescentes afectados.

También lee: Facebook ‘congela’ desarrollo de Instagram para niños, pero no piensa cancelarlo

En consecuencia, el Senado de Estados Unidos citó la semana pasada a una representante de Facebook para explicar por qué se ocultó la indagación sobre los daños a la salud mental y emocional. Antigone Davis, jefa de Seguridad Global de la empresa, afirmó que los niños afirman encontrar una experiencia más positiva que negativa en Instagram, y negó que el panorama fuera tan grave como se estaba mostrando en los medios.

Además, Frances Haugen presentó una denuncia contra Facebook, ante la Comisión de Bolsa y Valores, por engaños a sus inversores al hacer declaraciones tergiversadas u omitir información.

Según The New York Times, la Comisión brinda protección a los informantes de corporaciones, e incluso les puede otorgar recompensas económicas si dan pistas que conduzcan a multas millonarias.

La extrabajadora de Facebook se presentará ante el Senado para brindar su testimonio acerca de las acusaciones contra los efectos nocivos de Instagram. También viajará a otros países, como el Reino Unido y Bruselas, a dialogar con los legisladores, ya que los posibles daños no sólo abarcan niños adolescentes de Estados Unidos sino de otras naciones.