De acuerdo con los resultados preliminares de la investigación contra Google y Facebook realizada por la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) del Reino Unido, ambos gigantes tecnológicos dominan el mercado de la publicidad en línea, acumulando 8 mil millones de libras entre ellos.

La revisión encontró que Google percibe 90 por ciento de todos los ingresos de búsqueda en línea en el Reino Unido, que asciende a 6 mil millones de libras al año. Además, el gigante de las búsquedas pagó mil millones de libras el año pasado para asegurarse de ser el operador de búsqueda predeterminado en varios dispositivos, incluidos los iPhone de Apple.

Por su parte, Facebook percibe un 50 por ciento del gasto total en publicidad gráfica en el Reino Unido, lo que equivale a 2 mil millones de libras al año.

El organismo regulador teme que los periódicos y otros productores de noticias en el Reino Unido estén perdiendo y que la competencia se esté amortiguando, lo que, en consecuencia, dañaría la innovación. Asimismo, la CMA se preocupa por la forma en que las plataformas recopilan los datos y la falta de transparencia en torno a los algoritmos de contenido y los sistemas de compra de anuncios.

“La mayoría de nosotros visitamos los sitios de redes sociales y buscamos en Internet todos los días, pero la forma en que funcionan estas empresas puede ser un misterio”, dijo en un comunicado la Directora Ejecutiva de la CMA, Andrea Coscelli.

Facebook dijo que estaba “totalmente comprometido” a participar en el proceso de consulta de la CMA y continuar brindando los beneficios de la tecnología y la publicidad relevante a los usuarios en el país.

“Hemos creado controles fáciles de usar que permiten a las personas administrar sus datos en los servicios de Google, como la capacidad de desactivar la publicidad personalizada y eliminar automáticamente su historial de búsqueda”, señaló el Vicepresidente de Google para el Reino Unido e Irlanda, Ronan Harris.

Por último, la CMA dijo que estaba elaborando propuestas de regulación que presentaría al gobierno. Con ello se avecina un 2020 lleno de regulaciones más estrictas para los gigantes tecnológicos que podrían obligar a compartir sus consultas de búsqueda y datos de sus clics con su competencia, además de permitir a los usuarios desactivar la publicidad personalizada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here