El FBI advirtió en un comunicado sobre un aumento en los reportes de secuestros de videoconferencias o también llamado “Zoom-bombardeo”haciendo referencia a la popular aplicación Zoom―, en donde personas desconocidas transmiten contenido pornográfico y de odio durante las clases virtuales.

La mayoría de los incidentes han sido reportados en el estado de Massachusetts. A finales de marzo, una escuela secundaria informó que mientras un profesor impartía su clase en línea utilizando la aplicación Zoom, un individuo entró a la sala y gritó una grosería para luego revelar la dirección de la casa del maestro.

En un segundo incidente, que también le ocurrió a una escuela de Massachusetts, una persona desconocida entró a una clase virtual en Zoom y comenzó a mostrar sus tatuajes de una esvástica ante la cámara.

Para evitar que los ciberdelincuentes logren secuestrar nuestras videoconferencias, el FBI recomienda:

  • Procurar hacer reuniones privadas y solicitar una contraseña de reunión.
  • No compartir los enlaces a la reunión en redes sociales. Los mejor es proporcionar el enlace de conexión directamente a las otras personas.
  • Administrar los permisos de pantalla compartida.
  • Asegurarse que los participantes en la videoconferencia están utilizando las versiones actualizadas de la aplicación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here