FBI y Europol hacen equipo para cerrar VPN utilizada por cibercriminales

472

Millones de usuarios en todo el mundo utilizan una VPN para mantener sus conexiones privadas, seguras y anónimas. Sin embargo, muchos ciberdelincuentes utilizan los servicios de VPN para ocultar sus direcciones IP y realizar actividades ilícitas en Internet.

La semana pasada, el FBI y Europol trabajaron juntos para cerrar un servicio de VPN que era utilizado ampliamente por algunos de los principales piratas informáticos, incluyendo operadores de ransomware que tenían como rehenes a cientos de empresas.

Según un informe de TorrentFreak, la operación conocida como “Nova” apuntó a cerrar varios servidores y dominios del servicio VPN. Se incautaron tres nombres de dominio: Insorg.org, Safe-Inet.com y Safe-inet.net.

“Este servicio VPN se vendió a un alto precio al mundo criminal como una de las mejores herramientas disponibles para evitar la interceptación de las fuerzas del orden, ofreciendo hasta cinco capas de conexiones VPN anónimas”, señaló Europol.

La agencia identificó a unas 250 empresas que estaban siendo espiadas por los delincuentes que utilizan la VPN y les advirtió de un ataque de ransomware inminente.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, estos servicios de VPN son diseñados intencionalmente para facilitar las actividades delictivas en línea, permitiendo a los delincuentes evadir las herramientas de detección de la policía.