Fibra y 5G, los objetivos para lograr una España digital en menos de 5 años: Emilio García García

0
409

El gobierno de España y los operadores de telecomunicaciones han estado acelerando los planes de implementación de 5G durante los últimos meses. A pesar de que aún están en la primera fase, el país se encuentra en una posición avanzada a nivel mundial, gracias a su cobertura de fibra óptica, liberación de espectro y futuros planes para un despliegue rápido y masivo.

En entrevista para DPL News, Emilio García García, director de Gabinete de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales de España, aseguró que están convencidos de que la tecnología 5G es clave para la transformación digital y para la reconstrucción de la economía y la sociedad después de la pandemia. 

Sobre los primeros pasos en España, García García dijo que “el Plan Nacional 5G que elaboramos en 2018 hasta 2020, fue uno de los primero de la Unión Europea (UE), alineado con el plan de acción, bajo el cual elaboramos la subasta de espectro de 3.5 GHz y la migración de la banda de 700 MHz que en España estaba ocupada por la TDT (televisión digital terrestre), para que fuera banda preferente para 5G. También impulsamos una serie de proyectos piloto y hemos dado facilidades para que estos se desarrollen, como permitir subutilizar las bandas de frecuencia con fines experimentales”.

Ventaja competitiva

El director de Gabinete apuntó que “en este momento, España es el país que más cuentas de acceso de fibra óptica tiene dentro de la UE, con una cobertura del 80 por ciento de población; en el ámbito rural se está alcanzando un nivel de cobertura del 46 por ciento. 

“Esto nos da un ventaja competitiva porque nos da una gran capilaridad de red de alta velocidad a las cuales puedan engancharse las torres de acceso de 5G, y eso nos va permitir impulsar un modelo de despliegue en el cual, por un lado, podamos imponer obligaciones de cobertura en las ciudades más habitadas, y por otro, podemos impulsar que en las zonas donde los operadores no alcancen con los modelos tradicionales sea un sitio donde podamos impulsar el despliegue de 5G, y como ya tiene la fibra desplegada es más fácil que desplieguen cobertura de 5G”.

La preparación de la subasta

El gobierno de España sacará a subasta la banda de 700 MHz en marzo, prioritaria para el 5G. “Nosotros estamos en el proceso de hacer la subasta de 700 MHz. Para preparar la licitación (…), lo que estamos tratando es hacerlo de la forma más juiciosa posible. Una primera propuesta la compartimos con los miembros de la UE en diciembre, en ese mismo mes se publicó la consulta pública sobre las condiciones que en principio se creían más adecuadas. Con lo que se ha recogido sacaremos condiciones finales de la licitación, con el objetivo de tratar de alcanzar el despliegue lo más rápidamente posible y que los beneficios del 5G alcancen a todos”, expresó.

Entre los aspectos de la futura licitación que se sometieron a consulta pública se encuentra la duración de las licencias de cada concesión –que se propone que sean 20 años– y los ocho bloques de frecuencias que se subastarán: una concesión de 2×10 MHz; cuatro concesiones de 2×5 MHz en la banda pareada 703-733 MHz y 758-788 MHz, y tres concesiones de 5 MHz para comunicaciones sólo descendentes en la banda 738-753 MHz.

“La filosofía que nosotros tenemos siempre es tratar de hacerlo en un marco de colaboración público–privada, en todos los sentidos. Tenemos distintos organismos de gobernanza, como un consejo consultivo de transformación digital, donde participan las principales asociaciones privadas, colegios, etc.”, señaló.

Lineamientos clave para el futuro

El año anterior se presentó la nueva agenda digital, llamada “España Digital 2025”, que incluye 50 medidas para los próximos cinco años y pretende impulsar el proceso de transformación digital del país. García subrayó que para España es clave los sectores del turismo y la automoción.

Recomendamos: La crisis por Covid-19 aceleró la transformación digital en España

Asimismo, mencionó que están empezando a trabajar su plan de conectividad, “que tiene una triple orientación: no dejar a nadie atrás; con esto, el principal objetivo es extender la cobertura de 100 megas al 100 por ciento de la población. El segundo objetivo es ayudar a la transformación digital de los sectores económicos, apoyando a las empresas, especialmente las pymes. Ahí estamos empezando a trabajar en un bono de conectividad para pymes.

“La tercera orientación es convertir a España en un Hub de datos. La geografía nos ha dado estar en un punto clave, donde pueden arribar diversos cables submarinos de interconexión trasatlántica. Ahí podemos ayudar a que se potencien infraestructuras digitales, no solamente redes, sino la infraestructura que es el corazón de la transformación digital”.

El director explicó que la primera medida en la que están trabajando es la conectividad digital del 100 por ciento de la población. “Cuando se alcanza un 80 por ciento de cobertura de fibra óptica, llegar al límite de lo que queda de la población es más complicado y, por lo tanto, nosotros hemos llamado a la colaboración público–privada para que nos orienten de cómo podemos hacer para terminar de cubrir el país con una velocidad de 100 Mbps. Los métodos tradicionales han funcionado para llegar a donde estamos, pero para alcanzar la última milla tenemos que buscar fórmulas nuevas”, expresó.

En el caso de 5G, García sostuvo que el presupuesto les va a permitir un despliegue no tradicional, ya que aparte de lo que es despliegue por territorio y despliegue por población, también ayudará a los despliegues en los corredores de transporte que son clave, porque además permitirá impulsar la industria de los vehículos automatizados y conectados, y conseguir una capilaridad a lo largo de todo el territorio. También aplicar 5G a casos de uso de la economía que permitan potenciar las actividades fundamentales del país.

Cambios en la legislación

“Prevemos que el proyecto de ley entre en el Parlamento las próximas semanas. En ciertos aspectos no va aplicar grandes novedades porque es una trasposición de la directiva europea que, en muchas cuestiones, como en las facilidades para potenciar el despliegue, copió bastante de lo que era nuestra legislación, que es una de las razones por las cuales España está muy avanzado en los despliegues de fibra óptica, ya que teníamos una legislación que lo facilitaba.

“En el servicio universal sí se verán más cambios: introduce condiciones de asequibilidad más detalladas que las que había antes. También incluye obligación de un servicio de acceso adecuado y disponible de banda ancha, así como ciertos derechos de los consumidores (…), como cuestiones referentes a la venta paquetizada de servicios o la limitación de los contratos a 24 meses, que favorecen a los usuarios”, expuso el funcionario.

Asimismo, introduce normas relativas al uso del espectro, como la duración mínima de 20 años de licencia para dar certidumbre jurídica.

Un tema importante del nuevo proyecto de ley es que por primera vez se introduce regulación de los servicios de comunicaciones electrónicas no tradicionales, como WhatsApp. “Es una legislación todavía muy primigenia, fundamentalmente respecto a los derechos de los consumidores, pero que sí empieza a establecer un cierto nivel entre los actores tradicionales de telecomunicaciones y los nuevos actores”.

Emilio García García destacó el objetivo de que España se convierta en un hub de datos. “Para poder potenciar mejor las políticas que tenemos orientadas hemos establecido ciertas condiciones de registro y de conocer qué cables submarinos son los que tenemos conectados en el país, ya que no existe registro de ellos, o también tener un registro de los puntos de intercambio de Internet. Se trata de conocer para poder potenciar, no es necesario ningún tipo de autorización previa”.

Acerca de la seguridad, el funcionario aseveró que si quieren que 5G se desarrolle necesitan crear un entorno de confianza, lo cual se establece mediante una cierta normativa de ciberseguridad.

“Creemos que estas normas deben establecerse a nivel europeo, porque tenemos un mercado único digital y somos economías muy interconectadas.

“A raíz de ese impulso de España y de otros países, la Unión Europea empezó a trabajar en lo que se llama la caja de herramientas de 5G. Es la visión común que tenemos, qué medidas de ciberseguridad son las que tenemos que implantar en las redes de 5G, que son necesarias porque (…) los operadores ya establecen medidas dentro de sus redes; no es una novedad para ellos, pero al introducir nuevas tecnologías aumenta el perímetro de vulnerabilidad de las redes y, por lo tanto, hay que establecer nuevas medidas para evitar que las amenazas se materialicen”, describió. 

García García concluyó que España necesita ciertas garantías de que las redes de 5G siempre estén funcionando: “necesitamos diversificar la cadena de suministros que hay dentro de una red 5G”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here