Financiamiento, principal impedimento para digitalización de pymes: Adriana Servín

595

La pandemia por Covid-19 destacó aún más la urgencia por la digitalización de las industrias y los hogares, ya que quienes tuvieron acceso a herramientas tecnológicas pudieron enfrentar de mejor manera los fuertes cambios registrados en el último año sobre la economía. Aunque las Pequeñas y Medianas Empresas (pymes) han mostrado interés en la digitalización de sus operaciones, la falta de financiamiento se mantiene como uno de los principales obstáculos para la adquisición de bienes y servicios digitales.

Para ayudar a las pymes a enfrentar los retos de la digitalización, la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) inició el año pasado el Plan Nacional de Digitalización, que pretende dar recursos como asesorías para el acceso a financiamiento y los activos necesarios para el proceso.

Adriana Servín, vicepresidenta de enlace empresarial en Canieti, destacó la importancia de la digitalización de las pymes mexicanas, al ser estas “la columna vertebral” de la economía. En entrevista con DPL News, consideró que a partir de los efectos negativos de la pandemia que llevaron al cierre de un millón de negocios en México, es aún más urgente la necesidad de realizar procesos de digitalización.

“El Plan inició con una misión muy clara de dotar de herramientas tecnológicas a las pymes para incluirlas en la economía digital: conectando programas y créditos a través de intermediarios financieros y fondos públicos”, señaló.

El Plan se basa en cuatro pilares básicos para impulsar el crecimiento de las pymes: incrementar su competitividad y productividad mediante el uso de tecnología; sumarlas al sistema financiero; dotarlas de capacidad de análisis en tiempo real para toma de decisiones estratégicas; e impulsar la innovación e integración a la economía digital.

Según un estudio reciente realizado por Cisco en México, Brasil, Chile, Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, las pymes contribuyeron al 48 por ciento de la economía y su digitalización permitiría incrementar el PIB conjunto hasta un 5.6 por ciento hacia 2024.

Para identificar los retos y las características de las pymes mexicanas, la Canieti llevó a cabo una encuesta en 2020 entre 245 empresas de este segmento. Entre los datos más relevantes se encontró que, pese a que el 90 por ciento afirmó estar interesada en la transformación digital, un 70 por ciento señaló que están en búsqueda de algún financiamiento para dicho proceso.

En ese sentido, explicó que, aunque existe un programa de financiamiento para pymes impulsado por Nafin y Cofipyme en México, los recursos obtenidos se destinan principalmente para la adquisición de activo fijo o capital humano. De manera similar, los emprendedores encuentran pocas opciones en la banca comercial para el financiamiento de iniciativas de digitalización, ya que la compra de software, por ejemplo, no se considera dentro de estos programas.

Como parte del Plan de Canieti, se buscó vincular el programa de financiamiento de Nafin, para permitir que las pymes pudieran destinar esos recursos para servicios o soluciones digitales, conforme se integra la idea al segmento de que el gasto en tecnología “es una inversión y no un costo”.

“Este tiene la bondad de que entran los servicios en la nube, lo que facilita la innovación y el desarrollo de aplicaciones para que los clientes tengan una experiencia acorde con los tiempos que estamos viviendo, en que se adquieren los bienes y servicios de forma digital y ágil”, agregó Servín. Destacó que el Plan pretende seguir colaborando para que existan otras fuentes de financiamiento a la pyme, que incluyen servicios TIC.

Por otro lado, a las pymes se les preguntó también cuáles serían sus prioridades de llevar a cabo la digitalización de sus operaciones. Según la encuesta, en primer lugar señalaron la mejora en ventas, la adopción de TIC en segundo lugar, el incremento de clientes en tercero, incrementar ventas y utilidades en cuarto lugar, marketing en quinto y remodelación de local en sexto.

Como parte del Plan de Digitalización, la organización formó Digital Experience, donde las pymes pueden conocer la oferta de productos y servicios directamente de los afiliados a la Canieti. Entre las empresas que se sumaron al programa se encuentran Amazon Web Services, Microsoft y SAP, entre otras.

En este programa se les ofrecen beneficios como descuentos o acceso a otro tipo de financiamiento directamente de los proveedores, a la vez que se les da acompañamiento para tener un mejor conocimiento sobre cómo llevar a cabo la transformación digital. Al momento se han realizado cuatro Digital Experience.

“Precisamente, es acompañarlos a que identifiquen qué es transformación digital, porque una cosa es adopción tecnológica y otra cosa es uso de herramientas tecnológicas”, destacó Adriana Servín, quien también es directora de Asuntos con Gobierno para SAP.

Entre otros datos sobre el perfil de las pymes participantes, Servín compartió que 65 por ciento se dedica a la oferta de servicios profesionales y un 15 por ciento a venta de productos TIC. De las encuestadas, 125 empresas tienen un tamaño de uno a 10 empleados, y 71 compañías de 11 a 50. La gran mayoría, 146 pymes, facturan menos de 10 millones de pesos al año, pero 54 pymes facturan entre 10 a 50 millones de pesos.

En cuanto al uso de herramientas tecnológicas antes del programa, la encuesta encontró que el 27 por ciento utiliza Excel o una hoja de cálculo, el comercio electrónico y aplicaciones ERP se utiliza cada una en un 12.5 por ciento, un 16.6 por ciento utiliza paquetería contable, 21.6 por ciento aplicaciones de negocios (inventario, nóminas, CRM, etc.) y sólo el 4.3 por ciento señaló no contar con ninguna herramienta tecnológica.

Finalmente, la directiva señaló que una parte importante del programa es la vinculación con los gobiernos estatales, con el objetivo de hacer difusión y comunicación a través de sus plataformas y que se pueda llegar a más pymes. Los gobiernos con los que se ha hecho contacto incluyen la Ciudad de México, Nuevo León y Puebla, además de la Secretaría de Economía.