Diario Financiero – Magdalena Espionsa

Ayer finalizó el extenso debate que se dio en torno al Plan Nacional del Espectro, instancia que convocó a casi todos los actores de la industria de telecomunicaciones. La Fiscalía Nacional Económica (FNE), fue la última en presentar sus alegatos frente al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), cuyo eje central estuvo en cómo debe ser la distribución del espectro según las características de las cuatro macrobandas disponibles y las necesidades de cada firma.

A juicio del abogado de la FNE, Alejandro Domic, un objetivo crítico en la industria es reducir la incertidumbre sobre la asignación de frecuencias, pues así –explica- se bajan los espacios de oportunismo, lo que beneficia a las empresas para que puedan hacer lo que mejor saber hacer: competir.

Sobre el techo máximo de frecuencia dijo el abogado que “en ningún caso pueden ser superior a lo dicho por Subtel”, pero no se mostró favorable a una asignación igualitaria por firma. Recalcó que “no se justifica” usar porcentajes simétricos, donde cada operador tenga lo mismo en cada macrobanda, sino que su definición debe responder a la realidad de cada empresa y a los objetivos comerciales de los servicios que ofrezcan, pues según expuso incluso en algunos casos “la asimetría genera competencia porque lleva al uso eficiente de los recursos”.
No obstante, planteó que un porcentaje reducido perjudica al cuarto operador, pues podría limitar su vialidad comercial o en el peor de los casos –advierte- relajaría la intensidad competitiva de los demás afectando al consumidor final.

“Si hoy una empresa no tiene bandas bajas no puede competir”, especificó el abogado, haciendo alusión al próximo despliegue de la red 5G y a la carencia de la frecuencia 700 MHz de WOM. Sin embargo, hizo hincapié en su discurso que se necesita en la propuesta de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) hacer un balance con otras políticas del sector, destinadas a dar condiciones de uso de infraestructura de terceros tales como los Operadores Móviles Virtuales
(OMV), operadores del mercado mayorista y el roaming nacional.
Conadecus acusa a Subtel de consolidar un oligopolio.

En la vereda opuesta a Subtel, está la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus), quien acusó un cambio de actitud en la autoridad en la segunda propuesta que permitiría la consolidación de un oligopolio entre Movistar, Entel y Claro.

El abogado representante de la corporación, Mario Bravo, socio de Estudios Bravo dijo que durante la discusión “se centró en como repartimos esta torta –de espectro- en tres operadores,
mientras WOM aparece como domesticándose para que sean cuatro. Yo espero que WOM siga siendo el lobo feroz del mercado”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here