Fitch ve presión para la banca mexicana por plan de apoyos

0
53

Milenio Karen Guzmán

Fitch Ratings aseguró que la presión sobre el desempeño y calificación de las instituciones bancarias en América Latina aumentará en 2021, cuando terminen los apoyos para los acreditados y se vean reflejados los impagos de las personas en sus estados financieros.

Lo anterior pese a que se establecieron criterios especiales temporales a instituciones de crédito para la reestructura de créditos de sus clientes por la crisis sanitaria.

La agencia calificadora indicó que a medida que los niveles de préstamos en mora y cancelados se normalicen, y cuando expiren los programas de aplazamiento, se verá el verdadero impacto de las consecuencias económicas de la actual pandemia.

Agregó que las medidas de periodos de gracia y, en el caso de México, las reestructuras de préstamos han oscurecido los informes sobre la calidad de los activos bancarios en los siete mercados más grandes de Latinoamérica, principalmente aquellos dedicados al crédito de consumo.

“Los bancos con mayor exposición minorista o modelos de negocio menos diversificados son los más expuestos al riesgo crediticio a la baja. La solvencia bancaria seguirá estando presionada por el vencimiento de los programas de alivio de pagos de la deuda, el limitado margen de maniobra de las autoridades en caso de un resurgimiento de las tasas de infección, así como una débil recuperación económica tras un periodo prolongado de crecimiento del PIB por debajo del potencial”, explicó.

El pasado 24 de septiembre, las autoridades financieras mexicanas presentaron un segundo paquete de apoyos para los acreditados que no puedan cumplir con sus pagos de préstamos; esto contempla la reestructura de crédito a través del aumento en el monto, mayores plazos, baja en la tasa de interés y quitas de capital.

Ajustes al esquema

El pasado 8 de octubre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) envío a las instituciones de crédito cambios para el programa de reestructuras y renovaciones de créditos para los clientes afectados por la actual situación, que contemplan una reducción en el tiempo de inscripción al programa, menores plazos y tasas de descuento, así como un “uso discrecional” de las quitas que los bancos pueden dar a sus clientes. 

De acuerdo con el documento P429/2020, entregado a la Asociación de Bancos de México (ABM), también hace cambios en las facilidades regulatorias para las instituciones de crédito; todo lo anterior si los bancos deciden inscribirse en el programa de Facilidades Regulatorias Covid.

“Será discrecional para las instituciones de crédito otorgar quitas, condonaciones, bonificaciones o descuentos, pero en todo caso, las mismas deberán incentivar el pago de los créditos que sean renovados o reestructurados y no podrán utilizarse como sistema de compensación, resarcimiento o alivio a créditos que no se encuentren en los supuestos establecidos”, indica el documento. 

Estos ajustes reducen el tiempo de pago de los créditos en reestructura con descuentos de capital de 60 a 48 meses y mantendrán una reducción en el pago periódico de 25 por ciento, pero si el deudor necesita más tiempo para el pago, la reducción del monto será de 20 por ciento. 

En el caso de los microcréditos el descuento de 25 por ciento será a un plazo de máximo de 6 meses y de 20 por ciento a plazos mayores. Para los créditos de pago único el importe nominal de los pagos periódicos disminuye en 25 por ciento hasta por 12 meses. 

Tarjetas digitales  

La adopción de la tecnología en los sistemas de pago aumentó en siete meses lo que estaba previsto para los próximos 5 años.

Pagos sin contacto

En México, 80 por ciento de las tarjetas bancarias son digitales, por lo que pueden realizar pagos sin contacto, de acuerdo con Mastercard.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here