Ford se sube al carro de las actualizaciones OTA, años después que otros fabricantes

El histórico fabricante de Michigan, Ford, apunta a tener 33 millones de vehículos con capacidad de actualización inalámbrica en 2028.

301

Hipertextual-Javier Marquez

Ford ha anunciado este jueves el lanzamiento de Power-Up, su nuevo sistema de actualizaciones OTA (over-the-air). La compañía espera fabricar 33 millones de coches con capacidad de actualización inalámbrica para 2028. Gracias a esta característica, el fabricante podrá enviar mejoras periódicas, habilitar nuevas funciones y aprender de los vehículos conectados.

Las actualizaciones de software inalámbricas comenzaron en marzo, pero estuvieron destinadas a un número limitado de propietarios de F-150 y Mustang Mach-EAhora, Ford comenzará a desplegar su tecnología Power-Up en un amplio abanico de modelos. «Prepárate para conducir un vehículo mejorado y actualizado porque ahora se convertirá en una experiencia habitual», dice el fabricante en el comunicado oficial.

A partir de este otoño, gracias a las actualizaciones OTA, Ford ofrecerá una mejora sustancial en el asistente para Alexa. Los clientes canadienses y estadounidenses podían usar el asistente de voz de Amazon en sus coches con Sync 4, pero era un requisito indispensable contar con la aplicación Ford App Link instalada en un teléfono.

Alexa se integrará al sistema Sync 4 de Ford

Ford Alexa

La actualización integrará el asistente al sistema operativo del coche. Además, contará con la función «manos libres». De esta forma, sin presionar ningún botón, se podrá pedir información sobre el centro de servicio más cercano, como así también encender o apagar el vehículo o bloquear las puertas, entre otras cosas.

Ford asegura que, gracias a su acuerdo con Amazon, los clientes que reciban Alexa obtendrán acceso gratuito a funciones avanzadas por tres años. «Planeamos trabajar juntas para ofrecer funciones mejoradas y nuevos servicios comerciales por los próximos seis años», indican.

El fabricante de coches indica que muchas de las actualizaciones «serán invisibles» para los propietarios. No obstante, algunas requerirán de un «reinicio». Para ello, Power-Up invitará a configurar un horario conveniente para este tipo de proceso. La duración de una instalación puede variar. La compañía indica que algunas pueden realizar en «dos minutos» y otras «pueden tardar más».

Los modelos Bronco, Edge, F-150 , Mustang Mach-E y Super Duty son los primeros en obtener acceso a actualizaciones con nuevas características. Ford ya está actualizando vehículos en Estados Unidos. Los clientes europeos, por su parte, podrán beneficiarse con esta característica «pronto».

Con el anuncio de Power-Up, Ford se suma al creciente grupo de fabricantes que apuestan por las actualizaciones vía OTA para algunos o la totalidad de sus modelos como Tesla, BMW, Mercedes Benz, Porsche, Rivian, Volkswagen y Toyota.