El Economista Hugo Valenzuela

En un año atípico, marcado por la contingencia sanitaria, los formatos digitales y la radio han cobrado gran relevancia en las empresas de comunicación. La gente está ávida de información, cifras, datos, descubrimientos para combatir las enfermedades, y mientras más información y más precisa les ofrezca un medio, se volverá el referente.

Así explica Franco Carreño, director general de El Heraldo Media Group, el entorno que viven los medios de comunicación en el país ante el impacto del Covid-19 en la actividad económica.

El 2020 ha sido un año atípico, y la pausa obligada por el coronavirus lo ha agudizado. “Vivimos un periodo inédito, incluido el periodismo. Tenemos un gobierno muy activo en su forma de comunicar; los horarios han cambiado, han surgido temas de interés general, como el Covid, y todo eso ha cambiado la sinergia de lo que se venía haciendo de manera tradicional. Eso implica un nuevo reto para comunicar y, por otro lado, se ha potencializado la comunicación de la gente a través de las redes para allegarse información”.

Como ha ocurrido en todas las empresas a raíz de la pandemia, adaptarse a trabajar a distancia ha sido un reto personal y profesional para todos, aunque las herramientas tecnológicas son ahora muy útiles, refiere Carreño, quien prefiere mirar el lado positivo ante la circunstancia.

Con un modelo multiplataforma, “nuestra división impresa se ha ido consolidando y en los últimos meses han tenido un repunte importante la parte digital y la radio, mientras en televisión —que es más costoso y difícil de producir actualmente— se trabaja para posicionarnos en el mercado”, explica.

“Donde más ha crecido es en lo digital, pero es complementario, pues se nutre con muchos de los contenidos que generan el resto de sus plataformas. Actualmente, de acuerdo con los últimos datos de Comscore, el registro es de aproximadamente 23 millones de usuarios, y el grupo se encuentra entre los cuatro más importantes en medios a nivel nacional”, puntualiza el directivo.

Para hacer convivir y dar rentabilidad a sus divisiones, “hemos tratado de adecuarnos a las diferentes audiencias. Tenemos una más madura, que es la que ya conocía el Heraldo de México, con plumas reconocidas, y hemos adaptado ese producto a las nuevas realidades e incorporando nuevos valores, que hacen aportaciones a la oferta de contenidos en el resto de las plataformas”.

Reconoce que la viabilidad financiera es un reto “para todos, no sólo para las empresas de medios. Hay que salir a buscar los recursos, ser más eficientes en los gastos internos; quedarse sólo con lo necesario sin descuidar el recurso humano”. Sobre las expectativas, Carreño manifiesta confianza. “El ser humano, y sobre todo el periodista, es resiliente, se adapta a todo. Vamos a superar este periodo, pero debemos tener una gran disciplina en los horarios, en respetar el tiempo de las personas, en los horarios de las personas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here