Fortnite no regresará pronto a la Play Store debido a la contrademanda de Google

El gigante de Internet contraataca asegurando que Epic Games "violó intencionalmente" las reglas de su contrato con la Play Store al agregar en Fortnite un sistema de pagos independiente.

146
google

La batalla de Epic Games contra las principales tiendas de aplicaciones móviles sigue en marcha y no parece pintar bien para el desarrollador. 

Es posible que el juego estrella del estudio de videojuegos se demore varios años en regresar a la App Store y también a la Play Store, puesto que la compañía detrás de Android ha respondido a las acusaciones de monopolio de Epic Games con una contrademanda.

Exige a Epic un pago por las pérdidas 

Google culpa a Epic de enriquecerse a costa de la empresa y violar los términos de su contrato al introducir su propio sistema de pago en el juego, eludiendo así las comisiones y tarifas por las compras a través de la plataforma de Google.

La tecnológica asegura que a pesar de haber eliminado el juego de su tienda, los usuarios de Android que la descargaron previamente aún pueden hacer compras con el sistema de pago externo de Epic.

Esto se debe a que, según Google, antes de la salida de Fortnite de la Play Store, su creador ocultó en una actualización una configuración que le permitió cambiar el método de pago del servidor, para que no fuera detectada por la revisión de Google.

Por esta razón, la filial de Alphabet busca que Epic Games le pague una compensación por el dinero que ha perdido de los usuarios que siguen usando el sistema de pago externo que ha sido descargada desde su tienda.

Google dice que no es como Apple

A diferencia del fabricante del iPhone, Google dice que no está en contra de que los desarrolladores de aplicaciones proporcionen otro sistema de pago a los usuarios de Android, siempre y cuando sea fuera de la Play Store.

“Los consumidores y desarrolladores no tienen que usar Google Play, eligen usarlo cuando se les da una opción entre las tiendas de aplicaciones de Android y los canales de distribución”. 

La demanda de Google surge casi un año después de que Epic acusara a la empresa de monopolista. En los documentos presentados en la acción legal original, se revela que  Google se acercó a Tencent para intentar adquirir su participación en Epic, porque el creador de videojuegos era considerado una amenaza para la Play Store.

Además, Google obligó a OnePlus a romper un acuerdo que permitiría que su teléfono inteligente, el OnePlus 8, incluyera de forma predeterminada la aplicación de Fornite sin tener que pasar por la Play Store.

Al mismo tiempo, el desarrollador se encuentra en una pelea legal similar más avanzada contra Apple, al que también acusó de monopolista. Sin embargo, el resultado no fue tan favorable para Epic, a quien se le ordenó pagar millones de dólares a la manzana por los ingresos recaudados. La jueza tampoco encontró a Apple culpable de monopolio.

Por supuesto, Epic Games apeló inmediatamente el fallo. Mientras que Apple también acaba de apelar por el único cargo en su contra que lo obligaría a incluir enlaces externos de sitios web de pago dentro de las aplicaciones de su tienda. 

Apple ha recalcado que no permitirá que Fortnite vuelva a la App Store hasta que se resuelvan todas las apelaciones. Se espera que Google haga lo mismo.