Francia decide actuar sola y presenta nueva ley sobre impuestos para los gigantes de Internet

589

Bruno Le Maire, ministro de Economía francés, presentó un proyecto de ley que tomará 3 por ciento de los ingresos que se consideran generados en Francia por las compañías digitales con ventas superiores a los 25 millones de euros en Francia y 750 millones de euros a nivel mundial.

Esto causará afectación en casi 30 compañías, principalmente con sede fuera de Francia. La medida cubriría las ventas digitales vinculadas a la publicidad dirigida, los datos personales utilizados con fines de marketing y los servicios intermediarios de las plataformas del mercado.

De aprobarse por el Parlamento, el impuesto se aplicará durante 2019 recabando alrededor de 500 millones de euros anuales para la tesorería pública. “Se trata de justicia”, aseguró Le Maire, “porque estas empresas utilizan nuestros datos personales, obtienen enormes ganancias de ellos y luego transfieren el dinero a otro lugar sin pagar sus impuestos”.

Esta medida provisional permanecerá hasta que se logre un consenso sobre las nuevas reglas fiscales digitales a nivel internacional, por la OCDE, en cuanto esto suceda se reemplazará.

El gobierno también anunció que las empresas con un volumen de negocios anual superior a 250 millones de euros no se beneficiarán de la reducción de la tasa impositiva corporativa, la cual bajará del 33 al 31 por ciento y se espera que se reduzca a 25 por ciento para 2022.

Si los gigantes digitales quieren continuar generando dinero en Francia tendrán que cumplir con sus normas fiscales y aceptar esta decisión sin ninguna represalia.