General Motors (GM) anunció su plan de despliegue de tecnología para electrificación, conducción inteligente y conectividad en China, como parte del proyecto “Drive to 2030”, con el que el fabricante de vehículos planea marcar la hoja de ruta para el futuro de la movilidad sostenible.

Entre los compromisos de GM destaca el migrar más del 40 por ciento su producción de automóviles de fabricación china a tecnología eléctrica en los próximos cinco años, y casi todas las piezas procederán de proveedores locales.

En cuanto a conducción inteligente, GM seguirá desarrollando su sistema de asistencia al conductor Super Cruise. La compañía también acelerará el desarrollo de soluciones específicas para el mercado chino de vehículos inteligentes conectados, con su primer programa global de vehículo a todo (V2X) que se lanzará este año en un Buick GL8 MPV para China.

GM también destacó que buscará aprovechar las megatendencias como 5G, Inteligencia Artificial, ciudades inteligentes y Big Data. 

“Mejoraremos la integración local y la colaboración global capitalizando las tendencias del mercado líderes en China y aprovechando las fortalezas de la industria local. Estamos listos para activar una nueva era”, declaró Julian Blissett, vicepresidente ejecutivo de GM y presidente de GM China.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here